Por Romina Bevilacqua
14 abril, 2015

Una noticia para celebrar. ¡Este país acaba prohibir las pruebas en animales!

En una movida a favor del bienestar animal, Nueva Zelanda se unió a otros 28 países de la Unión Europea, Israel, India y el estado brasileño de San Pablo al declarar que “no existe una necesidad de probar cosméticos en animales – nunca”. El gobierno de Nueva Zelanda prohibirá oficialmente la prueba en animales de “productos cosméticos terminados y sus ingredientes” . Pese a que estas actividades nunca se ha llevado a cabo en el país creen que era un paso necesario al menos para enviar un importante mensaje.

La enmienda a la Ley de Enmienda de Bienestar Animal pasó a la etapa de debate, y ahora se espera que sea promulgada como ley dentro de las próximas semanas. El Ministro de Industrias Primarias, Nathan Guy, aplaudió está movida simbólica. Según nuestro mejor conocimiento, nunca ha habido pruebas cosméticas en animales en Nueva Zelanda, pero esta enmienda envía el importante mensaje de que este tipo de pruebas es inaceptable para las personas de Nueva Zelanda y que nunca ocurrirán aquí”, dijo Guy.

rabbits-draize-testing

Nueva Zelanda es un lugar muy poco popular para las pruebas en animales según una encuesta reciente que descubrió que el 89% de los adultos del país no apoyan la práctica. Las pruebas cosméticas en animales, las cuales pueden significar desde frotar químicos en la piel rasurada de los animales hasta dejar caer gotas de toxinas en sus ojos, son ampliamente consideradas como prácticas crueles –sin importar si el animal es un conejillo de indias, cerdo, conejo, rata, u otra criatura pequeña–.

Originalmente, la enmienda prohibió las pruebas en animales para la medicina también, pero esto fue reescrito en el Parlamento para restringirlo a los cosméticos. Aún así, los defensores de los animales reconocen esta medida como un triunfo. Claire Mansfield, directora de campaña de Humane Society International, dijo Nos emociona que los políticos de Nueva Zelanda hayan dado este importante paso para eliminar la crueldad en los cosméticos”.  También llamó a esta victoria “un momento para ser celebrado por los consumidores compasivos y preocupados por el bienestar animal”.

Puede interesarte