Por Daniela Poblete
8 octubre, 2018

El momento en que ambos se miran es realmente emocionante.

Hace tres años un hombre de la ciudad de Georgia paseaba junto a su perro como lo hacía de costumbre, era un camino que ya llevaban recorriendo hace algún tiempo y es que se acompañaban el uno al otro y aprovechaban cada momento juntos. Él ya es un hombre de edad y su perro se convirtió en su fiel compañía, aquel que seguía esperando con ansias su llegada.

Sin embargo, un día las cosas no salieron como esperaba y aunque aún no se explica bien como fue que perdió a su fiel y leal compañero. En una profunda desesperación y tristeza estuvo buscándolo durante 3 años, jamás perdió la esperanza y no quiso renunciar a él debido que algo dentro de él le decía que volverían a encontrarse y que no debía darse por vencido.

Youtube

Lo maravilloso es que jamás ni él ni su perro perdieron las esperanzas y el amor que lo unió alguna vez logró hacer que se reencontraran. Después de tres años, llegó el llamado que tanto había esperado, todas aquellas fotografías que pegó por las calles de su perro junto a él dieron resultado. Un hombre dueño de una tienda en la calle Tbilisi de Georgia se contactó con él.

El hombre le dijo “Creo que estoy viendo a tu perro, se parece mucho a él. Tiene una etiqueta amarilla en su oreja y está recostado en base de un árbol afuera de mi tienda, ¿puedes venir a verlo? 

Youtube

No esperó más y llegó hasta el lugar su amigo de toda la vida tenía la etiqueta en su oreja luego de que la perrera pensara que era un perro callejero, pero lo liberaron al darse cuenta que no era así y se mantuvo deambulando por las calles. Su dueño exclamó su nombre al verlo, el pequeño Georgie lo reconoció, no paraba de saltar de felicidad y de expresar sonidos de su emoción. Sin lugar a dudas que ha sido uno de los momentos más hermosos que han vivido juntos y de aquí en adelante jamás se van a separar.

Puede interesarte