Por Luis Aranguren
3 junio, 2019

Las pruebas aseguran que son capturados ilegalmente y encerrados en pequeñas jaulas donde sufren de estrés. ¡No tienen corazón! 💔

Los cafés de animales cada vez son más populares en Japón, al ser una opción para los «amantes de la naturaleza» de poder acariciar una mascota mientras charlan o disfrutan de una bebida con sus amigos. La verdad al decirlo así podría decirse que está bien, pero el problema radica en que no suelen ser animales domésticos, sino animales silvestres que son cruelmente arrancados de sus hogares naturales.

Aaron Gekoski

Sin importar el sufrimiento e inclusive si están o no en extinción, los dueños de estos lugares piden a los animales dependiendo de la «popularidad» y si rápidamente desechan al anterior y lo sustituyen por otro.  Ese es el caso de la nutria asiática, un animal popular de garras pequeñas que está en peligro de extinción pero que sin importar eso lo «secuestran» de su hábitat y lo encierran en pequeñas jaulas para mostrarlo en estos lugares.

Aaron Gekoski

Según el periodista fotográfico y activista Aaron Gekoski, este tipo de cafés están haciendo daño a la biodiversidad del continente y con la ayuda de la fundación World Animal Protection decidió grabar lo que ocurre en los cafés de Japón, de este modo lograría crear conciencia en las personas que los visitan y en los entes gubernamentales para detener estas actividades.

Posted by Alicia Lindell on Monday, June 3, 2019

El primer café que Gekoski visitó se encontraba en una terraza, en la que los visitantes podía pasar una hora con las nutrias mientras las alimentaban. Por supuesto, esto no ocurría en un ambiente ideal pues las nutrias se encontraban en jaulas transparentes donde el calor se concentraba y tan solo tenían pequeños agujeros para respirar y ser alimentadas, los otros cafés no eran mejores.

«Una de las cosas que notamos aquí es el hedor: apesta. Muchas de las nutrias parecen bastante agitadas y al parecer, pueden ser calmadas con queso».

-Aaron Gekoski

Aaron Gekoski

Según el zoológico de Australia, las nutrias asiáticas suelen comer crustáceos, mariscos y presas pequeñas del mar. Esto nos permite deducir que no tienen una alimentación adecuada, tan solo calman la ansiedad constante en la que viven.

Aaron Gekoski

Estos tipos de cafés solo fomentan el sufrimiento de los animales, e impulsa a humanos desalmados a separar familia de animales. Estas acciones no son justificables en ningún caso y mucho menos cuando se trata de satisfacer el ego de turistas insensibles que quieren acariciar «animales exóticos».

Puede interesarte