Por Lucas Rodríguez
14 octubre, 2021

Brenda Gough, una dedica profesional, compartió una publicación por Facebook donde cuenta su experiencia teniendo que acabar con el sufrimiento de los animales que ya no tienen vuelta atrás. Ella sabe que lo hace por piedad, pero no por esto se trata de una tarea sencilla.

La mayoría de las personas se emplean en trabajos que tienen poco o nada que ver con las tareas más rudas de nuestro entorno. Muchos hacen trabajos de oficina, cuando no tienen que atender clientes en alguna clase de tienda o lugar de servicios. Pero algunos de entre nosotros, deben ser quienes se encargan de cuidar de los enfermos, o incluso, tener que decidir quién tiene posibilidades de salvarse y quien no. 

Facebook: Brenda Gough

Similar a esto es la tarea que le corresponde a los veterinarios.

Facebook: Brenda Gough

A diferencia del trato con las personas que tienen los médicos, donde pueden hablar directamente con su paciente, los veterinarios deben tomar decisiones basadas en su diagnóstico, así como en los deseos de los dueños de la mascota. Desgraciadamente, a veces estos dos aspectos no están del todo de acuerdo. 

Ahí es cuando los veterinarios deben tomar la más compleja de todas las decisiones: dormir a las mascotas.

Facebook: Brenda Gough

El mismo término que usamos intenta ocultar un poco la cruda realidad: el acabar con la vida de un animal. Esto solo se ofrece como opción cuando la mascota en cuestión está tan enferma, que mantenerla con vida significa prolongar su sufrimiento. Esa es la tarea que le ha tocado realizar en muchas ocasiones a la Dra. veterinaria Brenda Gough, de Canadá. 

Facebook: Brenda Gough

Es una tarea triste y dura, pero de la que sabemos muy poco. Es por ello que ella quiso contar un poco más sobre esto en una publicación por Facebook:

“Y aquí estamos, quince años más o menos, teniendo que decir adiós.
Tu mascota tiene una enfermedad cardíaca y ya no puedo arreglarlo. Ella tiene cáncer y no hay cura. Tiene artritis y los medicamentos simplemente no están funcionando. Quiero que ella viva para siempre para ti. Quiero eso tanto que me duele. Siento que le he fallado a él y a ti cuando me he quedado sin opciones para mantenerlas, y tú, cómodo y feliz. Así que ahora es el momento, y se supone que debo ser profesional. Objetivo. Yo soy el doctor. Cálmate. Genial. Siempre bajo control.”
–Doctora veterinaria Brenda Gough por Facebook
Facebook: Brenda Gough
Es una triste tarea, pero alguien tiene que hacerla. Personas como la doctora veterinaria Brenda tienen el valor de encargarse de una de las actividades más dolorosas, para que quienes no tenemos la fortaleza para hacerlo, podamos seguir aportando a la sociedad de la mejor manera que sabemos hacerlo. 

Puede interesarte