Todos los pasajeros quedaron impactados. Y con miedo, le entregaron todas sus frutas.

Hay algunos animales salvajes que tienen claro que ellos son los que mandan. Por eso no les importa demasiado pasar a llevar a otros, pues saben que con su fuerza, tamaño y peso son capaces de ganar una batalla, o al menos de asustar a los demás para que se alejen.

Bien lo sabe este enorme elefante, que no dudó en lograr su objetivo a punto de amenazas y sustos a un montón de pasajeros inofensivos.

Resulta que un bus que viajaba por una carretera en Katarangama, Sri Lanka fue asaltado por nada más y nada menos que un elefante antojado. El animal transitaba por el sector cuando vio que el bus se acercaba, y al parecer pudo captar por su olfato que en el interior había un montón de bananas que podría alcanzar.

Newslions
Newslions

Así que, sin mucho preámbulo, apenas se detuvo el bus para dejarlo pasar, el elefante se acercó rápidamente, sin darle tiempo al conductor para que cerrara la ventana.

Así, metió su trompa y comenzó a buscar lo que tanto quería: deliciosas frutas para saciar su antojo. Y aunque podría haber sido más difícil, con varios hombres intentando expulsarlo, el elefante logró sacar un montón de bananas que estaban apiladas en medio del bus… pero no fue por su cuenta, sino que los hombres tan asustados se sintieron intimidados por el animal y le entregaron todo lo que tenían.

Newslions

¡Si hasta golpeó al conductor -que mantenía las manos en alto- en el atraco!

Newslions

El elefante rápidamente sacó un manojo de plátanos y apenas los dejó en el cemento, el conductor aprovechó de acelerar el autobús para huir… siendo seguido por el animal que parecía no haber quedado demasiado conforme.

Mira aquí el descarado robo:

Puede interesarte