Por Lucas Rodríguez
13 enero, 2021

Los crueles dueños anteriores de Louis lo hicieron operar por una infección a sus ojos que no se trató a tiempo. Aun acostumbrándose a su ceguera, el perro fue atropellado, lo que significó que se deshicieran de él. Hoy espera que una familia más compasiva le dé una oportunidad.

Cuando la mayoría de nosotros pensamos en cuidar de un perro, sin dudas que pensamos en los momentos lindos: jugar con ellos, ver que siempre estarán a nuestro lado e incluso, las veces que nos apoyaron cuando pareció que podía ocurrir una situación peligrosa. Pero también, tener de una mascota implica cuidar de ella. Al igual como lo haríamos con un pariente, las mascotas están ahí para nosotros en los días buenos, pero necesitan de nosotros en los malos. 

Helen Woodward Animal Center

Ahí fue donde la familia anterior de Louis, un mestizo de cruza entre labrador y pastor alemán, no estuvo a la altura de lo que se esperaba de ellos.

Helen Woodward Animal Center

El cachorro de solo tres años tuvo que sobrevivir a una serie de hechos negativos como pocas veces se han visto. Diríamos que fue una racha de mala suerte, pero la verdad es que la negligencia de sus dueños anteriores tuvo mucho más que ver que un mal giro del destino. 

Helen Woodward Animal Center

Todo comenzó cuando Louis sufrió una infección a los ojos. Enfermedades como estas van y vienen en la vida de los perros, pero pueden tornarse muy complicadas si no son tratadas a tiempo, que fue exactamente lo que pasó aquí. 

Helen Woodward Animal Center

La enfermedad a los ojos de Louis se desarrolló al punto de que terminó por afectar su vista. Al llevarlo al veterinario, sus dueños recibieron como la opción más sencilla, simplemente quitarle los ojos al cachorro. Sin pensar en nada aparte de la salud de sus billeteras, los dueños accedieron a esto. 

Así fue como Louis se convirtió en un perrito ciego.

Helen Woodward Animal Center

Como ya habían demostrado que no tienen mucho interés en la salud de su mascota, sus dueños no se encargaron de cuidarlo y estar a su lado mientras se acostumbraba a su nueva condición. Dado que nadie lo ayudó a entender su nuevo entorno, Louis salió a la calle, donde un auto lo golpeó, fracturando una de sus patas. 

Incluso en una película, este sería el punto en el que su familia finalmente decide hacerse cargo del cachorro. No fue así.

Helen Woodward Animal Center

Decidiendo que este perrito era más problemas de lo que valía, lo llevaron a un refugio, donde lo abandonaron para siempre. Hoy Louis pasa sus días en el rancho Helen Woodward Animal Center, donde aunque no tiene dueño, al menos está siendo cuidado. Desde el 13 de enero del 2021, comenzará la campaña para encontrarle un dueño considerado a este desgraciado perrito ciego. 

“Louis era tímido y estaba agotado cuando llegó a nuestro Centro. Sin embargo, después de sólo un día en la casa de acogida, ¡su cola se movía! A Louis le encanta la atención, tomar el sol y otros perros. También ha aprendido a navegar con facilidad por su casa de acogida, a pesar de su falta de visión.”

–Cuidadores de Louis para People 

Estamos seguros que como hubo una familia cruel para maltratarlo, habrá una que oirá su historia y decidirá enmendar los daños hechos. Louis tendrá un final feliz.

Puede interesarte