Por Constanza Suárez
17 diciembre, 2019

Un turista intentó pasar al simio bebé de contrabando, ahora irá a un santuario en Sumatra, Indonesia. Aseguran quedan solo 100 mil ejemplares de esta especie en el mundo.

Andrei Zhestkov, de 27 años, fue detenido en el aeropuerto de Denpasar, en Indonesia en marzo cuando descubrieron que llevaba un simio de tres años dentro de su maleta.  Zhestkov fue sentenciado a un año de prisión en julio, según consignó Daily Mail.

Ese mismo mes, las autoridades informaron que Zhestkov había dado a Bon Bon pastillas para dormir. 

AFP

A pesar del horrible episodio que tuvo que soportar el pequeño orangután, al fin hay buenas noticias para él: se prepara para mudarse a un centro de conservación en Sumatra, uno de los dos lugares donde se encuentran varios ejemplares de la especie en peligro de extinción en la naturaleza.

El cuidador de Bon Bon, Ketut Diandika, confesó estar un poco triste por la partida del orangután. «En realidad quiero que Bon Bon se quede aquí para poder cuidarlo», dijo.

AFP

Las selvas tropicales del archipiélago del sudeste asiático cuentan con algunos de los niveles más altos de biodiversidad en el mundo y es una fuente clave y punto de tránsito de tráfico de animales.

Zhestkov aseguró a las autoridades que un amigo le había regalado el orangután y él lo convenció de que podía llevarlo a casa como mascota. El turista ruso había comprado el primate en un mercado callejero en Java. 

AP

Los orangutanes son una especie en peligro crítico, de acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, solo quedan cerca de 100 mil ejemplares en todo el mundo. 

EPA

¡Protejamos y respetemos nuestras especies!

 

 

 

 

Puede interesarte