Por Antonio Rosselot
6 enero, 2021

El cetáceo fue encontrado en una playa de Orkney (Escocia) y además de estar deshidratada estaba de espaldas, por lo que no podía respirar bien. Afortunadamente, un grupo de rescatistas locales especializados en fauna marina entró en la escena para ayudarla.

Luego de que hace unos meses les contáramos sobre un varado masivo de ballenas en las costas de Australia, hoy nos tocó un caso algo menos desafiante pero igual de peligroso y desolador.

Las islas de Orkney, al noreste de Escocia, fueron el escenario de un nuevo encallamiento de un cetáceo: esta vez se trató de una orca de unos 3,4 metros de largo, la cual después de esfuerzos de organizaciones animalistas y marinas del sector, pudo volver a flote satisfactoriamente.

Colin and Heather Headworth

“Nuestro equipo quedó en shock al darse cuenta de que el animal era una orca, ya que inicialmente fue reportado como un delfín. No tenemos muchas orcas en las costas del Reino Unido, y un episodio de encallamiento como éste es extremadamente raro”.

—Dan Jarvis, rescatista de British Divers Marine Life Rescue (BDMLR), al Daily Mail

El proceso de rescate tuvo bastantes pasos, dado el tamaño de la orca. En primer lugar se la puso nuevamente en la posición correcta, ya que estaba varada al revés; a su vez, se le monitoreó el ritmo cardíaco y las respiraciones, además de mantenerla humectada con cubetas de agua.

Colin and Heather Headworth

Luego de que se le dio primeros auxilios, los rescatistas usaron una camilla especial para delfines, cosa de darle algo de altura a la orca y dejar que flotara con la subida. Cuando el agua estuvo a la altura correcta, la orca pudo salir nadando sin problemas y por su propia cuenta.

“La gente adora conocer el trabajo de rescate que hacemos con los mamíferos marinos en el Reino Unido. Les gusta aprender sobre las amenazas que estos mamíferos enfrentan y lo que pueden hacer para reducir y prevenir estas situaciones, incluyendo asuntos como la contaminación y el cambio climático”.

—Dan Jarvis, rescatista de British Divers Marine Life Rescue (BDMLR), al Daily Mail

Colin and Heather Headworth

Afortunadamente, la orca pudo volver a su hábitat natural después de un susto que casi la deja seca por dentro. ¡Willy fue liberada!

Puede interesarte