Por Diego Aspillaga
20 enero, 2020

Marley acompañó a Ashleigh durante la pérdida de su hijo, la pérdida de su padre y el termino de su relación de 10 años. Ahora ella le organizó una caminata inolvidable para acompañarlo antes de que el cáncer se lo lleve. Cientos de personas y perros acudieron a su llamado.

Marley y Ahsleigh son inseparables. El perrito cocker spaniel llegó a la vida de la mujer en un momento complicado y él ha sido su roca.

Ashleigh Murray

En los 7 años que han estado juntos, Ashleigh perdió un hijo tras complicaciones en el embarazo, perdió a su padre y terminó una relación de 10 años con el hombre de sus sueños.

La vida la golpeó muchas veces pero ella está de pie gracias a sus amigos, a su familia per principalmente gracias a Marley. El perrito nunca dejó su lado, sabía cuando ella estaba triste y le subía el ánimo con su cariño y amistad. Sin su fiel compañero, Ashleigh no habría podido salir adelante.

Ashleigh Murray

‘Alguien me dijo una vez que Marley era mi dueño en una vida pasada y ahora yo soy la suya. Sinceramente creo esto, nunca he visto a una persona y a su perro tener una conexión como la nuestra, él es realmente mi alma gemela», escribió la mujer en su Facebook.

Pero ninguna amistad dura para siempre, y esta historia no es la excepción. La vida de Ashleigh sufriría otro violento golpe luego de que se enterara de que Marley sufría un agresivo cáncer y que tenía sólo semanas de vida.

Ashleigh Murray

Destrozada, la mujer no sabía qué hacer. El perrito le había entregado todo y siempre había estado ahí para ella. No podía aguantar el pensar en perderlo, pero sabía que eso iba a pasar, que tenía que aprovechar su tiempo con él y que debía agradecerle por los años de compañía y apoyo incondicional.

Pero, ¿cómo demostrarle toda su gratitud y cariño a su mejor amigo?

Ashleigh sabía que lo que más le gustaba a Marley eran las caminatas por el parque de Crawfordsburn Country. «Fue uno de ls primeros lugares donde paseó y todavía se emociona mucho cuando va», dijo. Para hacer de esta última caminata algo especial, la mujer organizó un evento de Facebook llamado «Marley’s Big Walk» (la gran caminata de Marley), a través del cual invitó a todos los dueños de animales que quisieran acompañarlos.

Ashleigh Murray

Aprovechando el evento, la mujer también se puso en contacto con tinadas y veterinarias locales para conseguir comida y refrescos para los asistentes. También se contactó con la fundación The Dog Trust para recaudar dinero para las mascotas menos afortunadas que la suya.

La fecha se acercaba y el evento lograba acaparar la atención de la gente. Más de 100 personas habían confirmado su participación en la última caminata de su mejor amigo. Y si bien la mujer sabía que la despedida de Marley sería un éxito, nunca imaginó que alguna vez iba a presenciar lo que le tocó vivir esa fría mañana.

Ashleigh Murray

Cerca de 350 personas y 400 perros llegaron con globos, correas y sonrisas para acompañar a la mujer y a su mejor amigo y hacer de su despedida un evento que nunca olvidarían.

Ashleigh Murray

El parque estaba repleto. Cientos de personas hacían fila para conocer al famoso perrito y a su dueña, darles un abrazo, entregarles palabras de aliento y celebrar la vida de Marley como él se lo merecía.

Ashleigh Murray

«Nunca en nuestros sueños más salvajes de cachorros pensamos que esta cantidad de personas se presentaría para una niña normal y su pequeño perrito. Estamos muy honrados y honrados de haber pasado el día con tantas personas fantásticas», dijo una emocionada Ashleigh después del evento. 

Ashleigh Murray

Ahora la mujer y su tierna mascota descansan en us casa y aprovechan sus últimos minutos juntos. Marley tuvo una despedida digna del gran perro que es y Ashleigh pudo compartir la historia de su mascota con cientos de amantes de los perros que le brindaron apoyo en un momento difícil y lo transformaron en una experiencia inolvidable.

Ashleigh Murray

Marley se irá en unas pocas semanas, pero estos recuerdos quedarán para siempre.

 

Puede interesarte