Por Alejandro Basulto
13 octubre, 2020

Se trata de la larva gato, que no es común en esa región, por lo que ha sido considerada un brote. Su “boca” es una pesadilla.

La naturaleza es imprevisible y poderosa. Nadie sabe cuándo nos puede sorprender de una manera que cambie todos nuestros paradigmas o nuestro estilo de vida. Y en eso como humanidad tenemos mucha responsabilidad, debido a que el poco cuidado del medio ambiente y la destrucción de varios ecosistemas, nos está poniendo en una situación compleja y crítica con el planeta. El calentamiento global, en conjunto con la extinción de especies y la aparición de brotes y plagas, se han vuelto un serio peligro para los habitantes de este mundo y el resto de la fauna y flora.

Getty Images

Lo que pueden atestiguar los residentes del estado de Virginia, tras que numerosos casos y la advertencia de las mismas autoridades, se notificara el brote de la llamada oruga gato, que es la más venenosa de Estados Unidos.

Getty Images

Una criatura peluda y de púas venenosas, que además de causar un fuerte dolor y un considerable hinchazón al momento de tocarla, también provoca síntomas como fiebre, dolor de estómago, vómitos y síntomas de shock.

Getty Images

Un insecto que suele verse en los estados del sur, alimentándose ahí de árboles como olmos, robles y sicomoros, que recientemente registra numerosos avistamientos en Virginia. Lugar donde tiende a observarse una o dos veces al año.

University of Florida

De hecho, entre los casos conocidos de personas que se han visto afectadas por este peligroso gusano, están inclusos los de quienes han tenido que ser trasladados a la sala emergencia. Insectos que pueden crecer hasta más de 3 centímetros y que destacan por tener sus cuerpos completamente ocultos bajo la capa de pelo. De la cual se desasen cuando pasan a ser una inofensiva y pequeña polilla de franela azul. Una larva que para sorpresa y preocupación de los habitantes del estado, es un peligro para el público antes de extender sus alas.

“Se sintió exactamente como un cuchillo abrasador que atravesara la parte exterior de mi pantorrilla (…) Antes de mirar hacia abajo para ver de dónde venía, pensé al 100 por ciento que iba a ver una gran pieza de metal, súper afilada, sobresaliendo de mi auto”

– contó Crystal Spindel Gaston, residente en Richmond, sobre su encuentro con la oruga gato en la parte trasera de su auto, a The Daily Progress

Getty Images

Los funcionarios estatales esperan que los enemigos naturales de esta especie de insecto mantengan a su población bajo control, aunque no desestiman utilizar insecticidas químicos si es necesario. La oruga gato es tan peligrosa, que en el año 1923, dos escuelas en Texas cerraron temporalmente debido a numerosos casos de niños picados por ella, muchos quienes presumiblemente se acercaron al ver su engañoso y supuesto pelo suave. Se hace un llamado a lavar inmediatamente el área afectada por la picadura de esta larva y a también utilizar cinta adhesiva en la piel (retirándola rápidamente) para arrancar los pelos que puedan quedar incrustados en la piel.

Puede interesarte