Por Daniela Morano
16 junio, 2017

La mamá grabó todo.

Un oso grizzly en el zoológico de Tulsa, Oklahoma, Estados Unidos, tuvo un interesante encuentro con unos niños. El oso se acerca a un grupo de niños, quienes están apoyados el cristal del habitat del animal, intentando verlo. Es entonces cuando el oso corre hacia ellos. Corre por el pasto, y nada por el lago, hasta llegar a los niños y sus padres, quienes no pueden creerlo.

Los niños, claro, estaban encantados con el oso. Incluso uno de ellos dice en el video “¡Nunca lo había visto tan feliz!”. El oso está muy emocionado de tener visitas mientras se queda parado frente al cristal e interactúa con todos durante todo un minuto antes de regresar al lago.

Los padres, quienes captan el increíble video, no podían creerlo tampoco. Menos mal el cristal parece ser seguro, ya que pudo haber sido toda una tragedia si no hubiese resistido el enorme peso del oso.

¿Alguna vez has estado así de cerca de un oso así de grande?