Por Catalina Maldonado
16 septiembre, 2020

Sin la posibilidad de encontrar comida cerca, lo más sencillo para este oso fue acercarse al asado que realizaba una familia y llevarse algunos trozos para él y su cachorro. En cuanto a los perjudicados del “robo”, se lo tomaron con mucha gracia y respetaron al animal.

No ha sido extraño que en tiempos de pandemia por coronavirus, muchos animales salvajes han salido de sus zonas de resguardo para salir a lugares urbanos que se encontraban vacíos por el confinamiento que vivimos las personas. Pero claro, al parecer nadie les avisó que en algunas regiones del mundo los humanos ya están volviendo a la “nueva normalidad” y ahora si podrán encontrarse con ellos.

Eso le paso a un oso en Nueva León, México, luego de que al salir a buscar comida a un sector de cabañas de vacaciones, se encontró con una familia en pleno asado familia. Si bien, no esperaba verlos, el olor de la carne lo llamó y decidió robarles unos trozos para alimentarse a él y a su cría. 

Twitter @ABCNoticiasMX

A través de un video difundido en redes sociales, se puede apreciar como el intrépido oso – sin ningún miedo – se acercó al sector donde la familia mexicana llevaba a cabo un día de barbacoa y los sorprendió saltando directamente en la parrilla con los trozos de carne.

Luego de subir a la mesada donde se encontraba la parrilla, el oso de un tamaño mediano comenzó a elegir los pedazos de carne que se llevaría a pesar de tocar el asadero que de seguro estaba muy caliente. Además, en medio de esa elección, también dejó un alboroto al botar un recipiente con carne que ya previamente había sido cocinada. 

Twitter @ABCNoticiasMX

¿Cuál fue la reacción de la familia? A pesar de lo que muchos creemos, ellos se lo tomaron con bastante humor pero todo desde una lejanía prudente con el animal para que este no se sintiera amenazado y los atacara. Simplemente dejaron que el oso se llevara todo lo que quisiera, a pesar de la pena que muestra el padre de la familia en el video.

Finalmente la cuota emotiva del video la puso cuando al final de este, el oso se roba solo un trozo de carne y se dirige directamente a llevarle a su cachorro que lo acompañaba. Ambos disfrutaron de ese bocadillo a solo centímetros de la familia que aún los grababa.

Revisa el momento a continuación: 

Esta no es la primera vez que la especie de oso negro es captado en las cercanías de las ciudades en México. Por ejemplo, el pasado 18 de agosto un nuevo avistamiento de oso negro fue captado en el municipio de San Pedro, sorprendiendo a los ciudadanos debido a su gran tamaño. El animal tuvo que ser captado por guardias de seguridad del sector residencial tras el impacto de la gente al verlo.

Sin duda, estos animalitos aún no se enteran que nosotros ya no estamos tan confinados.

Puede interesarte