Por Daniela Morano
5 diciembre, 2018

No tiene idea de cómo llegaron allí.

El dicho “la curiosidad mato al gato” no es un dicho por nada. Es probable que sea uno de los más famosos que existe, y aplicable a muchas situaciones. Sus protagonistas, los gatos, suelen terminar en problemas o al borde de la muerte por culpa de su curiosidad. Esta los lleva hasta cerca de las amenazas más grande que existen, simplemente porque pensaron que podría haber algo interesante.

No es que no posean un fuerte instinto, sino que es precisamente su instinto lo que los lleva a involucrarse en situaciones complejas.

No es difícil entonces imaginarse que una camada de gatitos recién nacidos haya llegado a quedar atrapada dentro de un muro. Así es, un muro.

Rumble

Una mujer, sentada tranquilamente en su casa, de repente escuchó sonidos que venían desde adentro de su muro. Cualquiera entraría en pánico, pensaría que se trata de algún ladrón en la habitación de al lado o de un enorme ratón preparado para matarnos.

Pero en este caso la mujer no pensó lo peor, aunque sí sintió cierta preocupación por lo que fuese que estuviese allí adentro, sin luz ni aire.

Taladró un pequeño agujero para evitar dañar lo que sea que hubiese, y se encontró con la sorpresa más grande de su vida. Con su mano, tomó a un pequeño gatito de adentro del muro, momento en que se dio cuenta que había más de uno allí atrapado.

Rumble

En total fueron cuatro los gatitos que sacó del muro, sin comprender cómo rayos llegaron ahí adentro.

En el video, se puede ver cómo los saca uno a uno, mientras chillan confundidos.

Menos mal todos están sanos y a salvo.

Puede interesarte