Por Cristofer García
17 noviembre, 2020

“Mi hijo le insistió a su papá para buscar los chalecos y bajar el kayak para salvarle la vida al amiguito de cuatro patas”, contó la madre de esta familia.

La mayor solidaridad que se puede tener es cuando se ve a algún ser vivo en problemas y se actúa inmediatamente para ayudarlo. Este es el caso de un perrito que se encontraba ahogándose en un río en medio de una tormenta en Argentina, cuando un padre y su hijo decidieron lanzarse a salvarlo.

Esto ocurrió en el río Paraná, al norte del país suramericano, cuando Héctor Toledo de 34 años y su pequeño Marcelo, de 11 años, se dieron cuenta de que al can le era imposible regresar a tierra firme por su cuenta y con el mal clima, todo se hacía más difícil para él.

Unsplash

Al principio, esta familia, que vive en la zona Oeste de Posadas, cerca de las orillas de esta arteria fluvial, creyeron que se traba de una persona ahogándose cuando se acercaron averiguar lo que ocurría en el río. Luego se percataron que era un peludo.

En ese momento el padre supo que tenía que actuar y pidió la ayuda de su chiquillo para aventurarse en una misión difícil, pero que salvaría la vida del peludo. Tomaron su kayak y se lanzaron al agua.

Unsplash

Con el tema de la pandemia y como vivimos cerca de la costa del río, armamos como una playita para que mis hijos y la familia pasen el veranito y desde ahí lo vimos”, dijo Mónica Castro, esposa de Héctor y mamá de Marcelo, en conversación con El Territorio.

Familia Toledo

“Mi hijo le insistió a su papá para buscar los chalecos y bajar el kayak para salvarle la vida al amiguito de cuatro patas (…) Es pensar un segundo en que la vida del otro, ya sea humano o animal, también vale”, comentó.

Cuando lograron llevarlo a la orilla se dieron cuenta que estaba aterrorizado. “Aparentemente le tiraron porque estaba lleno de garrapatas y pulgas. Impresionante. Tenía mucho miedo de las personas, quería morder en todo momento”, dijo.

Unsplash

Aunque no se conozca las razones de cómo llegó hasta el agua, tuvo la suerte de que esta familia lo notara a tiempo.

Puede interesarte