Por Luis Lizama
19 noviembre, 2020

El curioso y lindo hecho fue reportado por un usuario del grupo de Facebook “Aves Chile”, quien los encontró en su pesebrera en Carahue (Región de la Araucanía).

El nido de un ave es un lugar especial. Sirve como refugio para incubar los huevos y criar a sus polluelos, que poco a poco van despegando sus alas. Dependiendo de la especie, varía la forma y estructura del hogar, pero generalmente son muy parecidos. Para construirlos, utilizan diversos elementos, desde ramas hasta incluso una cuerda abandonada.

Así ocurrió con esta pareja plumífera, que aprovechó una cuerda olvidada en una pesebrera en Carahue (Región de la Araucanía, Chile), para construir su hogar e instalarse a vivir como una bella familia. 

Hector Tonioni Rojas

¡Así es el ingenio animal!

Ellos buscan, recolectan y construyen, muchas veces sin siquiera pedir permiso. Claro, no lo necesitan, porque ¿Quién no se alegraría de ver un par de bellos pajaritos anidando cerca de su hogar? 

En esta oportunidad el usuario de Facebook Hector Tonioni Rojas publicó las imágenes en el grupo (de la misma red social) Aves Chile (Unión de Ornitólogos de Chile), donde recibió miles de comentarios y reacciones.

Hector Tonioni Rojas

El hecho fue reportado hace algunos días, cuando el hombre descubrió a los pajaritos (que parecen ser colibríes) en su pesebrera. 

“Como cuando dejas una cuerda olvidada en una pesebrera y se instalan a vivir. Saludos desde Carahue, IX Región”.

–escribió Hector en Facebook–

Y generó muchísimos comentarios, de otros usuarios que contaron la misma experiencia.

Twitter

Sin dudas que se generó un momento hermoso, donde algunos usuarios incluso se inspiraron para escribir microcuentos…

Twitter

Y claro, había que destacar la gran obra de arquitectura de estos inquilinos. 

Así es la inteligencia de los animales.

Twitter

Las aves son tremendamente especiales, sobre todo si hablamos de la construcción de sus hogares. Algunos les apodan los arquitectos de la naturaleza, por su asombrosa capacidad y paciencia. 

Debemos disfrutarlos y contemplarlos.

Puede interesarte