Por Diego Aspillaga
12 mayo, 2020

El amistoso «Tuesday» aprendió que no todos los gatos son amigables y que ya no es bienvenido en ese barrio. Por suerte, el altercado no pasó a mayores y los «matones» lo dejaron tranquilo.

«Tuesday» estaba disfrutando de un día perfecto, tal y como lo habían sido todos los días anteriores.

Aprovechando que su dueña trabajaba desde casa hace semanas debido a la cuarentena, el perrito de Tampa, Florida (Estados Unidos), estaba en el paraíso:Caricias infinitas, atención recurrente y paseos frecuentes y más largos que antes hacían pensar que nada podría interrumpir su felicidad.

O al menos eso pensaba hasta que se topó con 4 gatos que lo devolvieron rápidamente del paraíso a la Tierra.

Viral Hog

Tuesday paseaba feliz con su dueño cuando esta pandilla de gatos apareció en su camino. Los felinos estaban sentados en la misma acera que Tuesday esperaba usar y apenas lo vieron le hicieron saber que el tierno cachorro no era bienvenido en el barrio.

Al ver la actitud desafiante de los gatos, Tuesday se detuvo y miró a su dueño como si estuviera preguntando si en realidad tenían que pasar por ahí. Al ver que su humano tenía toda la intención de seguir avanzando, el amistoso perrito se armó de valor y se acercó a la pandilla felina, demostrando con una cabeza gacha y un efusivo movimiento de cola que venía en son de paz.

Los gatos, sin embargo, no lo vieron así.

Apenas el perro se les acercó, los 4 animales le enviaron una desafiante mirada y encorvaron sus espaldas en señal de una posible agresión a cualquier invasor.

Viral Hog

A pesar de esto el can se acercó lentamente al grupo y luego retrocedió nerviosamente antes de que un movimiento audaz provocara que un gato nervioso se lanzara al aire directamente hacia él.

El video del ataque, publicado por Viral Hog, se volvió viral en redes sociales, con miles de personas sintiendo lástima por el perro pero riendo al mismo tiempo ante la actitud matonezca de esta pandilla de gatos, los que realmente parecían un grupo de mafiosos adueñándose de una calle.

Las risas ante el video, eso sí, llegaron después de conocer que nadie salió dañado después del altercado.

«Este es mi cachorro Martes. Todas las mañanas hacemos la misma caminata en nuestro vecindario. Esta mañana específicamente, me levanté temprano para tratar de ver la luna llena, pero desafortunadamente no estaba a la vista, así que tomé a Martes en una ruta diferente y me encontré con los gatos callejeros del vecindario«, explicó el dueño del perrito.

«No hace falta decir que no estaban felices de verlo. Ningún animal resultó dañado en la realización de este video y Martes está bien entrenado con y sin de la correa», agregó.

ViralHog

Si bien Tuesday no salió herido, el perrito sí aprendió una valiosa lección ese día: no hay que acercarse a una pandilla de gatos que claramente no lo quieren ahí, no importa qué tan buenas sean sus intenciones.

Puede interesarte