Por Daniela Morano
17 mayo, 2019

Aunque ya no está físicamente junto él, siempre lo acompañará.

Durante 12 largos y felices años, el papá de Jasey Jentsch compartió una bella amistad con el perro de la familia, Bruce. Bruce era un boston terrier quien había sido abandonado en un refugio por su dueño siendo un cachorro. El papá de Jentsch no estaba muy convencido de adoptar un perro en un principio pero eso cambió con el tiempo. De manera radical.

«Bruce se convirtió en el mejor amigo de mi papá», le dijo a The Dodo. «Todos los sábados en la mañana se sentaban juntos a ver televisión». Eran inseparables.

Jasey Jentsch

Bruce siempre fue un perro amistoso y juguetón, quien con el tiempo fue decayendo, como todo ser vivo. Hace dos años, perdió la visión pero eso no lo alejó de su amado amo. «Confiaba en él más que en nadie, sin importar lo que pasara».

Lamentablemente mientras más tiempo pasaba Bruce peor se ponía, hasta que hace poco falleció en su hogar, dejándole al papá de Jentsch el corazón roto. «Le dolió mucho», comentó.

Jasey Jentsch

Esperando ayudarlo a pasar un poco la tristeza, la mamá de Jentsch tuvo una idea. Se enteró de una compañía que hace cojines con fotos de las mascotas de las personas, y mandó a hacer uno con Bruce.

No es ninguna sorpresa que el papá de Jentsch haya estado al borde de las lágrimas:

«Me alegró mucho, ver cómo ese cojín hizo que le salieran lágrimas de tristeza pero a la vez tranquilidad. Mi papá es muy fuerte, así que verlo así de vulnerable realmente demuestra lo mucho que significaba Bruce para él».

Jasey Jentsch
Jasey Jentsch

Aunque nada podrá devolverle al verdadero amigo de estos 12 años, al menos tienen miles de recuerdos juntos y ahora, un cojín que lo acompañará en espíritu.

Puede interesarte