Su mascota también era parte de la familia y debía ser rescatada.

Cualquier padre haría de todo para proteger a su familia. Y si eso incluye a una mascota, lo más probable es que también esté considerada. Al menos Sam Crawford, de 40 años, así lo pensaba e incluso llegó a dar la vida por su perro.

Todo ocurrió la noche del lunes 4 de febrero, cuando un descontrolado incendio comenzó a afectar la propiedad de la familia Crawford en Winkum-Paugh Road. Las llamas comenzaron en el garaje producto de un calentador de propano, pero rápidamente se extendieron hacia la casa.

Inmediatamente Sam se aseguró de poner a salvo a su esposa y a sus dos hijos de 9 y 5 años. Pero cuando volvió a entrar a la casa para rescatar a su mascota, nunca más salió.

Facebook @Sam Crawford

Para cuando llegaron los bomberos, la casa de un solo piso, estilo rancho, ardía en llamas y tuvieron que usar camiones cisterna para transportar agua al sitio rural. Sam estaba desaparecido.

Finalmente, tras 6 horas esperando noticias, la familia fue informada de que el padre no lo había logrado.

WABI5

Crawford fue encontrado muerto cerca de las 11.30 pm y aún no hay rastros de su perro.

Facebook @Sam Crawford

La tragedia dejó totalmente conmovidos a los vecinos, quienes han aportado todo tipo de artículos de primera necesidad para la familia, además de darle numerosos mensajes de apoyo para que puedan superar el difícil momento.

“Estoy tan desconsolada por esta familia. Si alguien los conoce, hágales saber que el clóset comunitario en Ellsworth se abrirá para que puedan venir a buscar ropa, artículos de higiene, comida o lo que sea que tengamos, sin costo alguno, cuando se sientan preparados” escribió un residente de Orland en Facebook, quien además aprovechó de asegurar que Sam había sido todo un héroe, y que él hubiese hecho lo mismo en su caso.

Mucha fuerza para la familia.

Puede interesarte