Por Florencia Lara
9 mayo, 2022

El padre de Alex Morgan no dudó en someterse al mismo tratamiento que Ollie, su can de 7 años, quien fue intervenido quirúrgicamente en uno de sus ojos.

Los perros de la casa muchas veces se convierten en miembros tan importantes de la familia, que toman mayor protagonismo que los mismos hijos de una pareja. Así lo demostró un padre que no dudó en consolar a su can, utilizando él mismo un cono de la vergüenza.

TikTok: @good.boy.ollie

Ollie es un labrador de 7 años que vive en Inglaterra junto a su adorada familia. El can luego de presentar un problema ocular, debió ser sometido a una cirugía para corregir la enfermedad, lo que derivó en un postoperatorio incómodo y complejo a la vez.

Resulta que –para evitar que se rascara o golpeara en la zona intervenida quirúrgicamente– el veterinario optó por ponerle en su cuello al can un collar isabelino, o más conocido como “cono de la vergüenza”. Como es lógico, es un aparato que resulta molesto para cualquier animal, pero la única solución para que la operación sea exitosa.

TikTok: @good.boy.ollie

Con tal de que el perrito no se sintiera solo en su proceso de recuperación, el padre de la casa, decidió utilizar él mismo también un cono, a pesar de lo incómodo que resulta ser.

Alex Morgan, hija del dueño de Ollie fue quien captó a través de un video una divertida escena donde estaba su padre mirando televisión en el sillón usando el collar isabelino, junto a el perrito, quien también tenía su cono. “Juro que los papás que no querían perros, después son quienes mas los quieren”, comentó la joven en TikTok.

TikTok: @good.boy.ollie

El video rápidamente tuvo amplia acogida por parte de los cibernautas, quienes no solo se enternecieron por el momento, sino que también rieron por lo divertido del padre de Alex y su cono.

El clip ha obtenido más de 600 mil “me gusta” en TikTok, además de acumular miles de comentarios de los usuarios felicitando al padre de Alex por consolar a su mascota.

Puede interesarte