Por Luis Lizama
5 junio, 2020

El hombre de 50 años, oriundo de Ñeembucú, recibió la pena máxima carcelaria por horrendos crímenes. ¡Ya no hay impunidad!

Los animales son seres inocentes, que no saben de maldad ni crueldad. Nosotros, los seres humanos, les hemos hecho un daño incalculable, principalmente a través del maltrato. Perros y gatos son quienes más sufren, pero por fortuna algunos países ya han tomado cartas en el asunto.

Paraguay se ha sumado a esa lista de países que no tolera el maltrato animal. Recientemente ha hecho historia al condenar con la pena máxima de cárcel a un maltratador. El hombre es oriundo de Ñeembucú y el adjetivo agresor le queda pequeño, es un monstruo. Su juicio se basó en el asesinato de un perro y herir con un machete a otro. Ya no hay impunidad, los perritos sonríen de alegría.

Imagen referencial – Plox

No vale la pena centrarse en la persona enjuiciada, no merece la atención. Basta decir que la Dirección Nacional de Defensa, Salud y Bienestar Animal, informó sobre esta pena máxima carcelaria. 

Dos años pasará tras las rejas, para recordarse cada día que los animales SÍ importan y que ya no están solos. Además, lo que resulta obvio, no podrá tener mascotas por un largo periodo. Sus víctimas eran mascotas de sus vecinos, quienes hicieron la denuncia.

El fiscal Víctor Encina fue quien lideró el proceso de justicia, representando al Ministerio Público de Paraguay y consiguiendo esta histórica condena. ¡Muchas gracias, fiscal!

Facebook Ministerio Público – Fiscalía General de la República del Paraguay

Este proceso duró casi un año, pero finalmente se tiene justicia. Los más felices son los perritos, que ahora están protegidos por la ley humana.

Tal como dicen las autoridades ¡Es una victoria de la comunidad animalera!

Dirección Nacional de Defensa, Salud y Bienestar Animal

Todos los involucrados se esforzaron e hicieron lo mejor de cada uno para que esto culminara bien. 

Todavía queda mucho por mejorar, eso es evidente, pero al menos la justicia obligará a respetar las vidas animales.

Imagen referencial – Pixabay

Ya pueden sonreír un poco más tranquilos, queridos caninos. 

Si alguien les hace daño, pagará con su libertad y no quedara impune.

Puede interesarte