Por Daniela Morano
26 abril, 2018

Más de 100 millones de animales marinos muere cada año debido a la contaminación.

El tema de la contaminación ambiental no es broma ni una mentira, es muy real. Si la insistencia de cambiar las bolsas plásticas por bolsas de tela, las constantes campañas por reciclar, o las fotos de los océanos contaminados no los convencen, quizás estas fotos lo logren.  Muchos animales confunden el plástico por comida en los océanos o por otros animales, siendo un riesgo en la mayoría de los casos mortal para la fauna.

Una focas bebé fueron fotografiadas en Ecuador jugando con un enorme trozo de plástico que flotaba en la costa. La fotógrafa Tui De Roy pensó que era terrible y curioso pero aún más terrible cuando notó que comenzaron meter sus cabezas entre medio de lo agujeros que tenía el plástico.

Tul De Roy

El plástico llego junto a una enorme ola de agua en lo que normalmente es una piscina natural ubicada en Galápagos.

«Después de un rato me di cuenta que podía ser peligroso para ellas, porque algunas ponían su cabeza entre medio de los agujeros y otras revolcándose y envolviéndose en él,» dijo Tui a Daily Mail. «Se las quite y la dejé en la basura para reciclar. Era hermoso ver como disfrutaban de su nuevo juguete, estaban tan emocionadas, era muy divertido».

Tul De Roy
Tul De Roy

«Pero al mismo tiempo estaba preocupada de que este juguete podía hacerles daño. Podían comérselo o ahorcarse. Estaban decepcionadas cuando se los quite. De hecho, se esforzaron por quedárselo, así que por un momento incluso jugaron conmigo».

Más de 100 millones de animales marinos muere cada año debido a la contaminación de los océanos según la organización por la conservación marina Sea Turtle Conservancy.

Tul De Roy
Tul De Roy

De Roy tiene 64 años y vive en la isla de Santa cruz en Galápagos donde se topó con estas focas mientras junto a su equipo realizaban estudios sobre la productividad marina.

«Las focas son muy curiosas e inquisitivas, así que claro que se acercarían».

 

Puede interesarte