Por Valentina Miranda
20 junio, 2022

Al verlo solo y caminando como quisiera ingresar al hogar, Lauren Alondra y su novio acogieron a Buddy, lo cuidaron y buscaron a su antigua dueña, quien les dio permiso de adoptarlo para siempre. Gracias a esta oportunidad ya no es el can asustadizo del principio, sino que es juguetón, alegre y cariñoso.

Sin casa, comida, agua, ni un lugar donde abrigarse es la realidad que muchos perritos enfrentan día a día en las calles de todo el mundo. Dependen de la suerte para sobrevivir, como también de la amabilidad de las personas que se apiadan de ellos dándoles algo de alimento o abrigándolos como puedan.

Sin embargo, han habido casos en que la suerte está completamente de su lado y terminan encontrando el hogar con el que siempre soñaron, algo que Lauren Alondra y su pareja pueden asegurar luego de haber acogido a un can de la forma más casual posible.

TikTok: lo.in.la

Todo comenzó cuando la pareja de Lauren vio que una mezcla de corgi caminaba frente a la puerta de su casa, de un lado a otro como si quisiera entrar. No dejaba de mirar hacia el interior y parecía confundido.

Ante esto, el hombre llamó a Lauren para contarle la situación y ella le dijo que abriera la puerta para ver qué pasaba. El perrito no lo pensó dos veces y entró rápidamente al patio, escondiéndose en un lugar entre la cerca y la parte trasera de la casa.

Lauren Alondra

La pareja fue a verlo y trató de acercarse, pero él estaba muy asustado como para moverse. Ante esto, ambos se sentaron a acompañarlo y pudo confiar en ellos. Dejó que lo cargaran, y así lograron llevarlo al veterinario.

Aunque no llevaba un microchip para contactar a sus dueños, la pareja buscó por redes sociales hasta localizarlos. La antigua dueña les dijo que se llamaba Buddy y que tras terminar con su ex pareja, pensó que iba a encontrarle un nuevo hogar. Sin embargo no fue así, por lo que les agradeció y les propuso adoptarlo.

Lauren Alondra

“La dueña dijo que le gustaría que pudiéramos (adoptarlo) ya que parece estar muy bien con nosotros. Aunque un cuarto perro es una gran responsabilidad, estamos felices de hacerlo. Encaja perfectamente en nuestra casa”, dijo Alondra a The Dodo.

Una idea que terminó cambiando la vida de Buddy y la pareja. “Al principio estaba súper asustado y parecía traumatizado por lo que había pasado. Ahora es muy feliz y juguetón. Le encantan las caricias en la barriga y jugar a buscar. ¡Lo estamos socializando tanto como podemos, y ahora aceptará un masaje en la barriga de cualquiera!”, contó la mujer al medio.

Mira cómo lo conocieron a continuación.

Alondra y su pareja no pueden sentirse más afortunados luego de que Buddy eligiera su hogar para refugiarse y vivir con ellos. “Ahora estamos tan agradecidos de que llegó a nuestra puerta en el momento adecuado y encontró un lugar seguro con nosotros”, comentó la mujer a The Dodo. Se dieron las oportunidades que merecían.

Puede interesarte