Por Cristofer García
14 enero, 2022

Karl y Victoria Shellard, de Reino Unido, tendrán que pagar unos 726.000 dólares por haber criado a más de 67 camadas de cachorros en un lapso de 6 años. No contaban con las condiciones adecuadas y las obligaban a tener cachorros.

Algo que siempre debe ser condenado es el maltrato y la explotación animal. A pesar del esfuerzo que realizan organizaciones y activistas para atender estos problemas, son prácticas que siguen ocurriendo en la sociedad actual.

Recientemente se conoció el caso de Karl y Victoria Shellard, una pareja de Reino Unido que se dedicaba a la cría ilegal de bulldogs, haciendo que su mascota estuviera bajo terribles condiciones de vida para que pudiera dar a luz a la mayor cantidad de camadas posibles. Por este hecho habían amasado una importante fortuna, sin embargo, fueron atrapados por la ley.

Wales News Service

Según reseñó Mirror, los esposos tendrás que devolver más de 450.000 libras esterlinas  (615.800 dólares) por esta práctica ilegal, luego de que se declararan culpables de la cría irregular de estos canes, la cual realizaban desde su hogar en Bonvilston, Vale of Glamorgan, Gales.

En su confesión, la pareja aseguró no contar con los estándares de vida adecuado para los canes y además obligarlas a las hembras a tener múltiples embarazos y dar a luz más de una camada al año, por lo cual no se podía recuperar e incluso llegaban a ser inseminadas artificialmente.

Wales News Service

Ya en 2018 habían sido advertidos de que necesitaban una licencia de cría de perros si seguían con esas prácticas, para garantizas las condiciones adecuadas para los animales. Pero eso no ocurrió y mantuvieron su negocio en la clandestinidad.

En un allanamiento de la vivienda de la pareja en 2019 encontraron a 28 perros en su vivienda, además de un laboratorio con equipos especializados para inseminar a los canes. Mientras, en otras propiedades de la familia encontraron a 30 perros más. Se calcula que criaron a al menos 67 camadas de canes entre 2014 y 2020.

Wales News Service

De acuerdo a lo expresado por la pareja, vendían los cachorros en precios por encima de los 1.500 libras esterlinas (2.000 dólares). Por todo esto también recibieron una multa de 19.000 libras esterlinas (casi 26.000 dólares) cada uno, ademas de pagar las costas procesales de 43.775 libras esterlinas (59.800 dólares).

Wales News Service

En total deberán pagar más de 726.000 dólares por este delito.

Puede interesarte