Por Lucas Rodríguez
13 julio, 2021

Un simple paseo por el río se convirtió en una operación de rescate cuando la pareja avistó a la perrita oculta entre las ramas. Entendiendo que venían por ella, se dejó subir a sus kayaks.

Puede que para las personas sea la señal más clara de que estamos en un día especial y de celebraciones, pero para los perros, el lanzamiento de fuegos artificiales puede ser una verdadera tortura. Debido a los altos decibeles de ruido de estos, así como las explosiones que los acompañan, los perros se llevan un gran susto escuchándolos. Sus corazones se aceleran, creyendo que están pasando por una situación de crisis o algo así de grave. Es por esto que muchas personas han propuesto que se las abandone por completo. 

Una perrita de Centerville, Iowa, Estado Unidos, fue una de las víctimas de esta anacrónica celebración.

@whos.that.girl__itsjess

La perrita llamada Ethyl huyo de su hogar para la celebración del 4 de julio en Estados Unidos, una fecha en la que tradicionalmente se lanzan fuegos artificiales por todo el país. La cachorra huyo de su hogar asustada por los fuegos, pasando más de diez días sin ser encontrada. 

Lo que más preocupaba a sus dueños, era que Ethyl era una cachorra de avanzada edad que había pasado toda su vida viviendo dentro de casa. No era precisamente la más preparada para la vida en las calles. 

@whos.that.girl__itsjess

Pero luego de 14 días de búsqueda sin resultados, sus dueños comenzaron a creer lo peor.

Fue la casualidad la que les prestaría una mano. Una pareja de jóvenes que decidió aprovechar el caluroso verano por el que está pasando el hemisferio norte para salir a recorrer un río en kayak, consiguieron notar que un perrito estaba oculto entre las ramas.

@whos.that.girl__itsjess

Apenas se acercaron a él, notaron que era una perrita de avanzada edad.

No solo eso, sino que por medio de gemidos, se notaba que les estaba pidiendo un poco de ayuda. La perrita era Ethyl, que de una u otra manera había terminado por dar al río. Entre los dos jóvenes la calmaron y convencieron que subiera con ellos a sus kayaks. 

Ahí notaron que una de sus patitas le dolía, por lo que concluyeron que su llegada al río no fue del todo voluntaria.

@whos.that.girl__itsjess

Debido al video que compartieron por TikTok, los dueños de Ethyl consiguieron reunirse con los jóvenes y sus kayaks.

La perrita consiguió regresar a casa, donde la recibieron con mucho cariño y prometieron que nunca más la perderían de vista cuando hubiera una noche con fuegos artificiales. 

 

 

Puede interesarte