Por Cristofer García
23 febrero, 2021

La bañaron, alimentaron y llevaron al veterinario. Ahí descubrieron que tenía una obstrucción intestinal, por trozos de plástico y tela que comió de la basura, cuando sobrevivía en la calle.

Cuando una persona generosa se encuentra con un animal abandonado lo más probable es que se detenga a ayudarlo. Motivados por ese espíritu solidario, esta pareja al ver a una perra vagando sola por la calle, en mal estado, decidió ir a tenderle una mano.

Tal como lo compartió el usuario OhHiDenny en la red social Imgur, él junto a su novia vieron desde el balcón de su casa a la canina, evidentemente sin ningún acompañante. Al esperar sin éxito unos minutos para saber si alguien volvía por ella, confirmaron que estaba abandonada.

OhHiDenny / Imgur

“No había nadie alrededor. Puedo decir que estaba exhausta. Ella me mira y de inmediato supe que tenemos que bajar y ver cómo está”, contó Denny.

“Tomamos un poco de pavo y agua y luego bajamos para ver cómo estaba. No fue hasta que nos acercamos cuando notamos que estaba absolutamente cubierta de pulgas y terriblemente demacrada. Llevaba collar pero sin etiqueta. Ella comió un poco de pavo pero no bebió agua“, agregó.

OhHiDenny / Imgur

En ese momento Denny supo que debía actuar con prontitud. Por eso subió rápido a su departamento, tiró toda su ropa a la lavandería y bajó con la cesta, para cargar a la perrita ahí.

“La levantamos y la llevamos a la puerta principal. No tenía energía, ni emoción, ni entusiasmo. Pensamos en llamar al refugio local, pero no podíamos correr el riesgo de que simplemente se rindieran con ella en el momento en que la dejáramos“, contó.

OhHiDenny / Imgur

“Corrí a la tienda y compré champú para baño de pulgas mientras mi novia se sentaba con ella. Ella lo tomó como una campeona. Seguro que quería alejarse del agua, pero era una chica tan buena. Le dimos dos baños con múltiples exfoliantes mientras quitamos las pulgas y las lavamos por el desagüe. La cantidad de pulgas era increíble”, añadió.

OhHiDenny / Imgur

Después de los baños su aspecto era totalmente distinto y se veía en mejor forma. Lo siguiente que hizo Denny fue comprar comida para perro y así comenzar a alimentarla, para atender el bajo peso que tenía, además para que pudiera descansar tranquila.

“No sabía si confiaría en nosotros lo suficiente como para quedarse dormida. Necesitaba dormir con urgencia, pero su pasado definitivamente dañó su confianza en los humanos“, expresó.

OhHiDenny / Imgur

Al siguiente día la llevaron al veterinario, para descubrir en qué estado de salud se encontraba. “Tenía un bloqueo importante. De ahí venía el vómito. Su cuerpecito lo rechazaba todo. La veterinaria le dio un enema de agua tibia mientras esperábamos en la habitación“, relató.

“Pasan 30 minutos y la doctora regresa solo para decirnos que no pasó nada y que sería necesaria una cirugía. Como no sabíamos cuál era el bloqueo, la médico no pudo darnos la oportunidad de sobrevivir a la cirugía. Dijo que como iban a entrar a ciegas, no lo sabrían hasta que realmente estuvieran allí”, continuó.

OhHiDenny / Imgur

“Solo había una opción. ¡Vamos a hacerlo! Ella se merece una oportunidad. La cirugía ciertamente no está en nuestro presupuesto, pero no había absolutamente ninguna manera de que les dijéramos que la dejaran. Un perro tan dulce como este vale la pena. No habíamos planeado tener un perro, especialmente gastar miles de dólares en la oportunidad de tener uno, pero teníamos que intentarlo“, dijo.

OhHiDenny / Imgur

Afortunadamente, la cirugía resultó exitosa. La veterinaria les contó que la pobre perrita tenía obstaculizado el intestino con trozos de tela y plástico, que había comido de la basura intentando calmar su hambre.

“Ahora está en recuperación y dijeron que podríamos tenerla de regreso en casa“, finalizó Denny. Parece que su hogar se completó con la llegada de esta dulce canina.

Puede interesarte