Por Valentina Miranda
10 mayo, 2022

Julie Thornton Johnson y su esposo pensaban que era uno de sus canes hasta que amaneció. Se trataba de Nala, la mascota de un vecino que entró a la casa luego de haberse escapado durante un paseo en una fría noche. Ubicaron a sus dueños por Facebook y la regresaron sana y salva.

Los perritos son conocidos por ser de los amigos más fieles que podemos tener, pero al mismo tiempo son unos expertos a la hora de escaparse. Además de perseguir animales y otras cosas que llamen su atención, también saben encontrar un lugar seguro y cálido cuando lo necesitan.

A Julie Thornton Johnson le consta esto luego de que una perrita desconocida entrara a su casa sin que nadie se diera cuenta durante la noche, causándole un susto y sorpresa a ella y su esposo.

Julie Thornton Johnson

El hecho ocurrió durante una tormentosa noche de Tennessee (Estados Unidos), en la que la perrita de unos vecinos llamada Nala se habría escapado de su casa para refugiarse de la lluvia y el frío, llegando así al hogar de Julie.

A la canina no pareció importarle que se tratara de una desconocida, por lo que aprovechó de entrar por la puerta que quedó entreabierta accidentalmente y dirigirse a la cama de Julie para descansar. “Comenzó a llover alrededor de las 4 AM y supongo que ella estaba realmente asustada por los truenos y corrió a la primera casa que olía a gente amigable y perros”, explicó la mujer a The Mirror.

Julie tiene tres canes como mascota llamados Zeppelin, Hollis y Júpiter, pero aparentemente permitieron que la intrusa ingresara a la casa.

Julie Thornton Johnson

Como los canes de Julie duermen con ella y su esposo de vez en cuando, no sospechó nada raro hasta que despertó y vio que era la mascota de otra persona quien estaba a su lado. “Al principio estaba un poco asustada. ¿Quién no lo estaría? Un gran perro marrón de aspecto aterrador, pero en 10 segundos supimos que era amigable”, detalló al medio.

Cuando su marido trató de mover las mantas, Nala solamente se acomodó y acercó a ellos. Julie contó lo ocurrido en Facebook para encontrar a sus dueños, y a la vez reírse de la situación. “Esta es la publicación más rara que he tenido que hacer”, dijo en la red social.

Julie Thornton Johnson

Afortunadamente sus dueños vieron el post de Facebook y fueron por ella a la casa vecina. “Nuestra cachorra demasiado amigable, Nala, ha alcanzado un récord histórico por ignorar el espacio personal y agregó otro truco a su larga lista”, detalló Cris Hawkins en la red social.

Resulta que Nala se soltó de su correa mientras la paseaban y corrió por la calle hasta que encontró la casa de Julie. Seguramente entró para resguardarse del frío y no dudó en dormir en su cama. “Afortunadamente, la pareja pensó que era gracioso y ni siquiera están enojados por eso”, comentó la dueña en Facebook.

De este modo le agradeció a Julie y su esposo por cuidar de ella y ayudar a devolverla con su familia.

Puede interesarte