Por Luis Aranguren
20 octubre, 2020

Desde su coraza hasta su piel son totalmente blancas, como una perla. Un tesoro de la naturaleza.

La naturaleza es magia y siempre encuentra la forma de sorprendernos con sus bellezas dignas de toda nuestra admiración. Un día puede ser un arcoíris, otra tal vez una gran cascada y esta vez una hermosa tortuga bastante particular.

Y es que mientras un grupo de voluntarios revisaban los nidos de tortugas marinas en una playa de Carolina del Sur se encontraron con esta amiguita poco común. 

Facebook / Patrulla de Tortugas de la Isla Kiawah

Una de las crías que se arrastra por la arena intentando llegar al mar, era totalmente blanca. Solitaria intentaba llegar al que sería su nuevo hogar, sin embargo fue difícil que los voluntarios no quisieran conocerla más de cerca.

Fue así como con mucho cuidado la levantaron, por lo general esta especie suele ser gris o verde  cuando son bebés.

Sus colores se acentúan conforme van creciendo, según la Patrulla de Tortugas de la Isla Kiawah quienes la encontraron, esta tortuga puede tener leucismo. Esto es una condición genética que hace que los animales tengan una pigmentación reducida.

Esto de las da dificultades para sobrevivir, debido a que no pueden camuflarse con facilidad de sus depredadores.

Sería una lástima que tanta belleza se perdiera, esa pequeña tortuga es como una perla que a todos llama la atención. Hasta el momento creemos que igual fue directo al mar, ojalá cuente con las habilidades para huir.

Facebook / Patrulla de Tortugas de la Isla Kiawah

Una gran experiencia la que vivieron estos voluntarios, ayudaron a muchas tortugas marinas a llegar sanas y salva al mar.

Si no son cuidadas, estas tortugas suelen ser víctimas de las aves, quienes intentan comerlas al ser bebés y no poder defenderse. Cabe resaltar que esta especie está en peligro de extinción, por lo que cada tortuga hace la diferencia.

Facebook / Patrulla de Tortugas de la Isla Kiawah

Además de ser cazadas, suelen ser víctimas de la contaminación del mar al enredarse en el plástico. Hay cientos de fundaciones que se dedican a cuidar de su proceso reproductivo, desde que ponen huevos hasta que nacen e intentan llegar al mar.

Si bien estos animales suelen ser muy longevos, su proceso reproductivo es lento por lo que no nacen tanto como los que suelen perderse.

Facebook / Patrulla de Tortugas de la Isla Kiawah

Si querías un motivo para ayudar a estas pequeñas, solo piensa en este albino amigo que con su hermosura nos conmueve. A pesar de tener todo en contra, seguro luchará para sobrevivir a la adversidad y disfrutar de esa longevidad que caracteriza a su especie.

No nos queda más que agradecer a la naturaleza por todo, el mundo debe ser cuidado para que sigamos viendo más de esto.

Puede interesarte