Por Moisés Valenzuela
2 octubre, 2018

Días después, la pequeña Tiger empezó a comer y ronroneó por primera vez.

Cuando Jieyan Ow se dirigía a almorzar y caminaba por la misma calle de siempre, no pensó que algo dentro de esa rutina cambiaría su vida. Desde lejos, vio que un pequeño bulto estaba en una orilla y que la gente pasaba por su lado sin prestarle atención.

Al acercarse, no pudo resistir: una pequeña gatita de sólo unas semanas y con una pierna herida trataba de sobrevivir. Estaba tan débil que ni siquiera podía llorar para pedir ayuda. Jieyan supo inmediatamente que no podía dejarla ahí. Debía salvarla.

Instagram / Lofuzai

“Creo que tenía unas tres semanas y pesaba solo 260 gramos y la articulación de su pierna estaba dislocada”, dijo la mujer a Love Meow. 

Instagram / Lofuzai

Al ser tan pequeña, la gatita necesitaba que su pierna sanara sola. Para ello, debía estar en un lugar tranquilo y protegido, y Jieyan estaba dispuesta a dárselo. 

Instagram / Lofuzai

La joven investigó sobre cómo cuidar un bebé felino y  comenzó alimentarla de forma correcta. “No había manejado un gatito antes, así que no tenía ni idea de cómo hacerlo. Kitten Lady en YouTube era la salvación de mi vida”, dijo.

Instagram / Lofuzai

Los primeros dos días fueron difíciles. La pequeña no quería comer y se mostraba desconfiada. Por ello, Jieyan sólo se dedicó a acompañarla hasta que estuviera preparada. Lentamente comenzaron a sentirse más unidas y todo mejoró. La gatita se decidió a comer y ronroneó por primera vez. 

Instagram / Lofuzai

Decidieron llamarla Tiger. Tras varios días de recuperación y de cuidados, se convirtió en una felina saludable y traviesa. Según su dueña, su pierna está completamente recuperada: puede saltar y correr como cualquier otro gato.

Instagram / Lofuzai

Tiger ya cumplió siete semanas y está más feliz que nunca. “Es capaz de corretear por la casa a la velocidad de un rayo. Estamos muy orgullosos y la amamos”, dice Jieyan. 

Instagram / Lofuzai

Puede interesarte