Por Leonardo Granadillo
22 marzo, 2019

“La gente entraba y decían: Oh, eso es tan triste, ha estado durante tanto tiempo. Pero todo quedaba ahí. Ella seguía siendo pasada por alto” dijo la directora del refugio.

No nos suelen gustar los perros mayores, es una verdad gigante aunque sea difícil de admitir, y ni siquiera es mal intencionada. Nos gustan más las mascotas pequeñas además de por su ternura porque suelen acompañarnos por más tiempo, la vida de un perro no es tan prolongada, y su pérdida es muy dolorosa.

Pero nada justifica el hecho de que nadie intente tenderle la mano a una mascota, en el refugio de Oahu en SPCA, vivía una perrita de 11 años, que tardó 7 larguísimos años en encontrar un nuevo hogar.

https://www.instagram.com/p/BanP_CbF-2Y/

La mascota llamada Pirata, no fue la primera opción de nadie, todos pensaban que cuidar a una perrita vieja llevaría mucho más trabajo, así que aunque muchos simpatizaban con ella, nadie se decidía a llevarla.

“La gente entraba y decían: Oh, eso es tan triste, ha estado durante tanto tiempo. Pero todo quedaba ahí. Ella seguía siendo pasada por alto” dijo la directora del refugio.

Amanda Villeme directora de Oahu SPCA a The Dodo.

Instagram: @pirate_marie

Hasta que llegaron Jennifer Hoyt y su esposo, dos militares que eran nuevos en Hawai, lugar donde vive Pirata. No se habían adaptado del todo y querían postergar la adquisición de una mascota, pero Jennifer conoció el sitio web de Oahu SPCA y vio una foto de pirata.

Fue amor a primera vista, Pirata tuvo que esperar dos meses que la pareja consiguiera un hogar y después fue entregada a su nueva familia, 2 meses no eran nada después de aguantar toda una vida.

Instagram: @pirate_marie

La familia está contenta con su nueva amiguita que tenía mucho amor contenido y les ha dado muchísimo cariño, siempre hay alguien esperando por ti, hay que tener paciencia para encontrar nuestro lugar feliz.

Puede interesarte