Por Alejandro Basulto
19 mayo, 2020

La carita de paz de estos amigos peludos habla bien de su efectividad.

Britt Johnson es una mujer con 11 años de experiencia en lo que es peluquería canina. Se ha hecho de una importante fama en el rubro, gracias a su marcado estilo al momento de realizar los cortes y arreglos estéticos en los caninos que vienen a su negocio.

Britt Johnson/Instagram

Pero los cachorros y perros adultos de pelaje ondulado, han sido siempre su principal reto. Y más aún cuando estos amigos perrunos, son inquietos, no pudiendo quedarse tranquilos durante la sesión de la peluquera. Pero Britt, con tantos años y conocimientos a su favor, supo cómo arreglársela para que este procedimiento sea más fácil. Todo gracias a una pequeña hamaca casera.

«Encontré una plantilla en Pinterest y la hice a mano (….) Utilicé tejido de vellón ‘sin píldora’ que no se estira tanto como el vellón normal. Es suave y confortable. ¡Muchos perros se duermen en él! (…) Funciona al distribuir uniformemente la tensión en el pecho, el abdomen y las caderas, y por lo tanto es una excelente ayuda para ayudar a los perros mayores que tienen problemas para pararse por largos períodos de tiempo (…) También es maravilloso para perros discapacitados «

– dijo Britt Johnson a The Dodo.

Britt Johnson/Instagram

Gracias a la hamaca, sus peludos y tiernos clientes se calman de inmediato, lo que le permite rápidamente trabajar con tranquilidad en sus piernas, colas y otros lugares que normalmente son difíciles de alcanzar. Llegando a ser tan efectivo, que a los perritos les empieza a dar sueño mientras les arreglan su pelaje y uñas.

«También es ideal para perros que no les gusta que les hagan las uñas (…) No pueden girar en círculos como suelen hacerlo, así que puedo hacer que pasen tranquilamente por su parte menos favorita en una preparación rápida para que podamos volver a su parte favorita … ¡golosinas y cariños! (…) Me apasiona educar a los clientes y otros peluqueros sobre técnicas seguras y poner la felicidad del perro por encima de obligarlos a pasar por un mal rato para obtener un resultado perfecto (…) O como nos gusta decir en el mundo del aseo personal: ‘humanidad sobre vanidad'»

– declaró la peluquera canina.

Ciertamente, la hamaca no sirve para todos los perros, utilizándola Britt para uno de cada 50 perros que tiene a su cargo, y solo durante unos cinco minutos a la vez. Debido a que ella siempre prioriza la comodidad del amigo perruno. Aunque es innegable que muchos cachorros lo disfrutan, como se ha visto en videos donde mueven la cola.

 

Puede interesarte