Por Juan David Montes
7 julio, 2016

Estaba ahí desde antes de que existiéramos los humanos.

Un grupo de personas que estaban buceando en las inmediaciones de Zante (una de las islas Jónicas de Grecia) divisó lo que parecían ser partes de las ruinas de una ciudad antigua: suelo pavimentado, portones y jardines. Expertos de la Universidad de Atenas y de la Universidad de Anglia del Este llegaron a la zona para investigar el hallazgo.

Picture1 web
University of East Anglia

Sin embargo, no se trataba de una reminiscencia arqueológica.

La estructuras datan de hace cinco millones de años. Mucho antes de que el ser humano existiera.

¿👽?

Pero ni te ilusiones pensando que se trata de algún legado extraterrestre.

fotos
University of East Anglia

De acuerdo con una investigación publicada en la revista científica Marine and Petroleum Geology, es una formación natural.

Julian Andrews, líder de la investigación, confirmó en un comunicado los detalles del hallazgo:

“Los microbios en el sedimento usan el carbón en el metano como combustible. La oxidación del metano provocada por los microbios altera la composición química del sedimento y forma una especie natural de cemento, conocida por los geólogos como concreción”.

Aunque este fenómeno es usual en las profundidades del océano, las condiciones se dieron en esta isla griega que por poco llegó a ser el sueño hecho realidad de los amantes de las historias de civilizaciones perdidas.

Puede interesarte