Parece que nadar en la piscina estaba prohibido para este pobre perro.

No es ningún misterio que a la mayoría de los perros les encanta el agua, y numerosos videos que dan vueltas por redes sociales así lo respaldan. Hay algunos que disfrutan que los bañen, a otros les gusta nadar, y otros incluso muerden el agua cuando alguien riega el jardín.

Por eso, no es de extrañar que este perrito quisiera meterse a la piscina a escondidas de su dueño.

Probablemente la piscina en su casa sólo estaba destinada para los humanos, así que en cuanto se dio cuenta de que estaba solo en casa, no dudó en darse un chapuzón para refrescarse.

Facebook @ABC News

El problema, es que al parecer pasó más rato en el agua de lo que él esperaba, y su dueño llegó a casa sin que se diera cuenta. En cuanto el propietario extrañó los saludos cariñosos de su mascota, salió al jardín para ver qué ocurría o qué travesuras estaba haciendo.

Jamás se imaginó que lo hallaría así: su perro estaba nadando feliz de la vida en la piscina inflable sin darse cuenta que ya había sido descubierto. Como fue tanta la sorpresa, el dueño en lugar de enojarse, tomó su teléfono celular y comenzó a grabarlo para luego mostrarle a todo el mundo.

Facebook @ABC News

Pero de pronto, en medio de la grabación, el animal se da cuenta de que ya era demasiado tarde. Su dueño lo había pillado y encima lo grababa como prueba.

Así que disimuladamente, comenzó a salir de la piscina. Primero su cara cambió de divertida a seria y poco a poco fue avanzando al borde para primero levantar una pata y retirarse lentamente del agua. Luego se escondió tras un pequeño arbusto que nada lo cubría, con una expresión de completa culpabilidad.

Facebook @ABC News
Facebook @ABC News

Allí permaneció casi inmóvil.

El video compartido a través de la cuenta de Facebook de ABC News ya reúne más de 74 mil reacciones y ha sido compartido cerca de 55 mil veces.

Puede interesarte