Por Alejandro Basulto
15 junio, 2020

Dan ganas de acostarse y cerrar las ojos con solo verla.

Las zarigüeyas son de esos seres vivos, que pueden generar mucho cariño o hasta rechazo. Debido a que gracias a su apariencia similar a la de ciertos roedores, en ocasiones se les ha hecho poseedoras de mala fama, de parte de quienes no gustan de estos animales. Sin olvidar, que verlas amamantando a un montón de crías mientras cuelgan de un árbol, ha significado que también tengan una imagen que a no todos les agrada. Pero son unos animales increíbles, que como todos merece la debida protección y cuidado por parte de nosotros los humanos.

Pixabay

Las zarigüeyas son unos marsupiales de tamaño pequeño, que se dividen en 92 especies vivas, más muchas otras extintas. La mayor parte de estos animales se encuentran en la actualidad en el continente americano. Se tratan de los marsupiales más antiguos que han llegado hasta nuestros días, y todo sin sufrir muchos cambios en sus anatomías. Habiendo colonizado prácticamente todos los ecosistemas a lo largo de los años, variando las especies en sus hábitos alimenticios.

Pixabay

Y más allá de la injusta fama que puedan tener en algunos países o zonas, donde por cierto, también son llamadas como «comadreja», «llaca», «churros», entre otros nombres, estos animales en momentos llegan a realmente enternecer a quienes les observan. Porque como todo ser vivo tienen su encanto, y estos pequeños e interesantes mamíferos, logran ser bastante simpáticos cuando se lo proponen.  Y es que con su mirada inocente y su cuerpo chiquito, mezcla de mono y roedor, realmente los vuelve seres que dan ganas de observar.

Como ocurrió con una cría de zarigüeya, la que fue filmada durmiendo abrazada a una planta. Imagen que prontamente se volvió viral, llegando a miles de personas y obteniendo una misma cantidad de ‘me gusta’. Y es que solo basta ver por unos minutos el video para apreciar toda la ternura de esta pequeña marsupial.

Puede interesarte