Por Antonio Rosselot
28 julio, 2020

La historia del chico y su perrito Bailey fue compartida por Roberto Alejo Loera, su padre, orgulloso del sentido de responsabilidad y nobleza de su retoño. «Debemos respetar el propósito de su esfuerzo», comentó.

A veces los niños pequeños pueden ser muy crueles a ciertas edades, pero también pueden demostrar un cariño tan genuino y tierno que cualquier cosa se les perdona.

En este caso, un chico de la ciudad de Querétaro (México) sorprendió gratamente a su padre no tanto por su acción, sino que por su tremendo esfuerzo y consideración hacia su bella mascota.

Roberto Alejo Loera compartió la historia en su cuenta personal de Facebook el pasado 22 de junio, la que se enmarcó en una visita que ambos hicieron al veterinario junto a Bailey, el cachorrito del chico.

Mientras iban en el auto en camino a la visita de rigor, el pequeño sacó una bolsa de plástico en donde tenía unas pocas monedas acumuladas, pero que para un niño como él, era bastante dinero. En palabras del padre, les contamos lo que pasó después.

FB: Roberto Alejo Loera

«Hoy, al llevar a Bailey a su cita con el veterinario, mi hijo me sorprendió al darme este dinero. Yo no lo sabía, pero desde que tiene a Bailey se ha puesto a ahorrar para sus vacunas y alimentos. Me dio ternura y le dije que se los quedara, pero me miró a los ojos y sólo me dijo: ‘Papá, este dinero es para esto’. Debemos respetar el propósito de su esfuerzo. Este ‘pelao’ es mi maestro».

Roberto Alejo Loera en Facebook

Sí, tal como lo leyeron: a escondidas, el pequeño había ahorrado todos los pesos que le llegaban para poder costear los tratamientos de su perrito.

Este es el sentido de responsabilidad que se necesita para tener una mascota, y sorprende que un chico de la edad de éste tenga la madurez y la determinación para preocuparse así de su querido Bailey.

La publicación de Roberto tiene más de 1.000 «Me gusta» y ha sido compartida cerca de 17 mil veces, cosa que entendemos perfectamente: no hay nada más lindo que ver a un padre orgulloso de su hijo, y sobre todo por una razón tan noble como ésta.

Puede interesarte