Por Luis Aranguren
18 mayo, 2020

Esta pequeña fue adoptada y aunque todos la adoran, quien más la cuida es el menos esperado.

Quienes tienen una familia «disfuncional» sabrá que no todo tienen que ser como se supone para que funcione, lo más importante es el amor y cuidado que haya entre los miembros. Si no estás convencido de esto existe un grupo de animalitos dispuestos a demostrártelo, siendo ellos de distintas especies.

Hoy te contaremos sobre Nuka y Blue, un pastor alemán negro y una pequeña rata de color gris quienes desde el primer momento han sido inseparables.

Instagram / nuka.and.co

Durante la pandemia por coronavirus una tienda de mascotas estaba en busca de un hogar para sus animales, fue así como llegó a casa un pequeño ratón gris y blanco llamado Blue quien estaba un poco triste. Muchos veían esto como algo difícil, pero nada más lejos de la realidad pues fue acogida por Nuka, quien se hizo su hermano de inmediato.

Desde pequeño Nuka ha sido entrenado para ser un animal gentil, esto ha permitido que su pequeño hermano no le tema sino que al contrario lo acompañe siempre a tomar la siesta.

Blue por supuesto sabe aprovechar esta situación, usa el pelaje del pastor alemán como un nido mientras descansa y siente el calor que seguro en algún momento le hizo falta. Ambos se llevan muy bien durante todo el día y aunque viven en una casa con bastantes animales, nada los inmuta sino al contrario comparten muy bien.

Instagram / nuka.and.co

Su dueña de apellido Yates contó a The Dodo que Blue no se inmuta cuando recibe lamidas de Nuka, una forma bastante particular de jugar pues la lengua del perro cubre todo el cuerpo del pequeño ratón.

Por suerte todos están cómodos en casa y pueden jugar tranquilamente, esta contingencia ha logrado crear una hermandad insuperable. Nos parece difícil pensar que un ratón y un perro puedan entenderse tan fácilmente, más extraño aún es que desarrollen un afecto tan grande.

Instagram / nuka.and.co

Esto nos demuestra que como humanos podemos ser mejores y que sin importar cual sea la situación del otro, siempre habrá algo bueno por hacer.

Así que ayudar sin mirar a quién nos puede traer algo más que un amigo, quizás un hermano de esos que nos da la vida tal y como le ocurrió a este ratoncito. Encontró un hogar en este gran perro, un amigo y un familiar en el que siempre podrá confiar.

Instagram / nuka.and.co

Sin duda esta contingencia ha servido para que todos saquen lo mejor de sí mismos, hemos aprendido o recordado como ser amables y amorosos.

Puede interesarte