Por Cristofer García
18 mayo, 2021

“Sé que a todo el mundo le gustan las cartas de Pokémon, así que decidí venderlas”, comentó Bryson Kliemann. Su cachorro, Bruce, se está recuperando.

El amor hacia los animales es único e inigualable. Alguien que viva con una mascota en su hogar sabe bien lo importante que son ellos para la familia, por ello harían hasta lo imposible para que estén sanos y felices.

Un ejemplo perfecto de ello es Bryson Kliemann, un pequeño de 8 años de edad que organizó una venta en las afueras de su escuela para recolectar el dinero suficiente para salvar a su perro enfermo, Bruce.

ABC

Este niño de Virginia, Estados Unidos, fue visto afuera de su escuela ofreciendo su colección de cartas de Pokemon, caricatura de la que es un gran fanático. Todo esto empezó desde que los padres de Bryson llevaron al cachorro al veterinario, porque se sentía mal.

“No estaba saliendo de su jaula y no era el cachorro normal que suele ser. Estaba muy letárgico, pero no lo estaba haciendo bien”, dijo Kimberly Woodruff, madre del niño a ABC.

ABC

El perro fue diagnosticado con parvo, un virus canino que representa un 91% de mortalidad, por lo cual era urgente actuar para ayudarlo. Además, sabiendo que no era fácil económicamente para sus padres, el chiquillo intentó ayudar con lo que podía.

El tratamiento costaría alrededor de 700 dólares, lo cual no era fácil de pagar para esta familia. Pero el pequeño amigo del peludo no se rendiría y se rehusó a verlo partir.

ABC

“Me entristeció un poco porque normalmente mi hermano y mi hermana juegan juntos y no tengo a nadie con quien jugar. Así que suelo jugar con él”, comentó Bryson.

Esta decisión que querer recolectar dinero de forma muy honesta sorprendió a su madre. “Mientras estoy en la escuela, recibo un mensaje de texto con una foto de él y un letrero al costado de la calle que vende tarjetas Pokemon“, dijo Woodruff.

Kimberly Woodruff

En ese sentido, el niño agregó que “sé que a todo el mundo le gustan las cartas de Pokemon, así que decidí venderlas”. Fue así como su madre lo ayudó compartiendo su venta en redes sociales, lo cual continuó con una página en Go Fund Me.

Lo que era una campaña para recaudar 800 dólares ha superado los 1.900 dólares. “Estaba tan feliz porque realmente quería recuperarlo“, comentó Bryson.

Kimberly Woodruff

Ahora el peludo se encuentra en tratamiento, pero cada vez más sano.

Puede interesarte