Por Pedro Juan
22 julio, 2020

La pareja King no se detuvo por casi dos meses. Sabían que no podían parar día o noche hasta encontrar a su mejor amigo.

Los perros suelen ser traviesos y curiosos, lo que les lleva a hacer cosas que nos causan grandes preocupaciones. Así ocurrió en la zona rural de Montana, Estados Unidos, donde Carol y Verne King extraviaron a su border collie de 7 años llamado Katie.

Todo ocurrió después de una carrera de autos, en la que la pareja de ancianos al volver al hotel de perros se encontraron con la noticia de que su mascota había desaparecido.

The New York Times

Durante ese día hubo una tormenta eléctrica a la que atribuyen la huida desesperada de Katie, pero también dicen que es una perrita inquieta y al no conocer el lugar pudo haberse perdido. Un asistente del hotel aseguró haber visto a un perro ansioso salir corriendo, pero no hicieron nada.

Montana es un área boscosa y con grandes extensiones de campos, encontrar a Katie sería un trabajo difícil pero aún así no se rindieron.

The New York Times

Carol King sabía que en su trabajo no le permitirían faltar por ese motivo, pero Katie era parte de su familia y abandonarla no era una opción. Decidió enviar una carta con su renuncia y comenzar su búsqueda.

Durante 57 días la pareja se mantuvo dentro de los alrededores según el The New York Times, la pareja compró equipo militar como gafas de visión nocturna y cámaras detectoras de movimiento y rastreo animal.

“Todas las noches yendo a la cama, era desgarrador. ¿Ella pasará frío? ¿Ella pudo comer hoy? Nos destrozó”.

-Carol King

Los King habían trabajado como agentes de la ley y  tenían experiencia en búsqueda. Esos conocimientos fueron aplicados para la búsqueda de su perrita Katie. Por suerte el uso de fotografías que pegaban en los postes fue de bastante ayuda.

The New York Times

El 15 de septiembre alguien llamó al celular de la sra. King en la que un vecino de la zona le avisaba que Katie estaba en su patio, ella incrédula pero feliz se alistó y fue lo más rápido que pudo. Al llegar no estaba pero decidieron buscar en los alrededores.

Entre gritos, Carol llamaba a King por el bosque cuando de pronto fue hacia ella corriendo y brinco a darle lamidas de amor. Estaba sucia por el tiempo en la intemperie pero eso no le importó a su dueña quien la abrazó y acarició hasta que fue momento de ir a casa.

The New York Times

Luego de comer y tomar un poco de agua, Katie se durmió en el asiento delantero del auto. Había perdido 5 kilogramos por la pérdida pero ya estaba en casa y con cuidados los recuperaría rápido.

Puede interesarte