A este pit bull terrier le dispararon en la cabeza y quedó sin parte de la mandíbula, luego fue agredido con un martillo. Hoy, tras una lenta recuperación descubrió que también existe gente buena. Y está agradecido con su nueva familia.

Dicen que en la vida nunca debemos dejar de buscar, hasta encontrar nuestro lugar en el mundo. Puede que nos hayan maltratado de forma terrible en algún sitio, pero debemos recordar que eso no quiere decir que en otro rincón del planeta, no haya alguien dispuesto a ofrecernos lo mejor que tiene.

Si alguien nos puede explicar eso muy bien es Bubbles, una mezcla de bull terrier que fue trasladada a un refugio para perros con sólo seis meses de edad, tras ser víctima de un cruel ataque. Bubbles perdió el ojo derecho al recibir un disparo, la misma bala también acabó con su mandíbula y su oído interno. Una tomografía dio más detalles, dejando en claro que ella logró sanar, pero que no podía abrir la boca completamente.

Instagram: @khbubbles

La vida dio un giro para ella. En el mismo lugar donde fue tratada y recuperara, conoció a Kilyn Horton Blanchard de 51 años y a su esposo Ike Blanchard de 56. Ellos eran voluntarios en este lugar y sabían que Bubbles era la indicada para su hogar. La pareja de Houston – Texas tiene su propia peluquería canina móvil, es decir, saben lo que es tratar con mascotas.

«Estaba recostada en su perrera, pero en el momento en que la abrimos salió y enterró su cabeza en mi pecho y solo quería que la abrazaran», detalló su nueva madre a Unilad.

Ahora cuatro años más tarde y tras superar algunas cirugías para extraer la bala, ha vuelto a confiar en los humanos y no tiene problemas para relacionarse, incluso es descrita como un ser muy amoroso.

«Le encanta conocer niños y es muy amable con ellos. Actualmente estamos tratando de hacerla trabajar con diferentes rescates de animales para difundir la conciencia de la crueldad hacia los animales, incluyendo ir a la escuela y hablar con los jóvenes sobre cómo cuidar adecuadamente a los animales.

Queremos compartir su historia, pero enfocarnos principalmente en su futuro y mostrarle a la gente que debido a que su pasado puede haber sido duro, no tiene que determinar su futuro. También queremos fomentar la amabilidad y la generosidad hacia los demás.»

Explicó Kilyn Horton a Unilad

Instagram: @khbubbles

Ahora Bubbles es toda una influencer. Tiene más de 68.000 seguidores y sirve de ejemplo de superación y de la importancia de un cuidado responsable. Como lo dije en un principio, siempre hay un lugar donde recibiremos el amor que merecemos.

Puede interesarte