Por Luis Aranguren
6 abril, 2021

Hacer cosas básicas como respirar es molesto para ella, todos se esfuerzan para que pueda volver a tener una vida normal.

Ayudar a los canes debería ser un deber cívico de todas las personas que habitan en el mundo, y es que estos seres vivos están solo para dar amor. La cuestión es que en ocasiones necesitan ayuda y no siempre tienen un hogar con personas pudientes, que puedan velar por ellos.

Sin embargo eso no les quita las ganas de vivir, de recibir una caricia en la panza y de ser cuidados como realmente lo merecen.

Facebook / Causes for Animals – Singapore

Pensando en eso, la fundación Causes for Animals – Singapore, ha decidido hacer una recolección de dinero para tratar la enfermedad de una perrita comunitaria. Este perro tiene lo que parece ser un tumor que ocupa gran parte de su hocico, lo que le dificulta comer, beber agua y respirar.

Básicamente ve obstaculizada cualquier actividad común de un ser vivo, inclusive en una de las imágenes se ve al pequeño animal babeando al no controlar muy bien su boca.

Esta perrita de nombre Mandai Mama fue parte de un plan que anteriormente la esterilizó y la devolvió al área pública, por supuesto cerca de comederos. Lamentablemente esta situación hizo que su vida cambiara, necesitando atención especial.

Si bien ya está recibiendo tratamiento, el costo de todo es muy alto y necesitan la ayuda del público para salvar su vida de todo lo que causa aquel tumor.

Facebook / Causes for Animals – Singapore

Mandai Mama está sufriendo, no solo por aquel bulto en su rostro sino por la necesidad de ayuda al momento de alimentarse o hidratarse. Básicamente alguien debe estar pendiente de ella 24 horas para hacerla sentir lo más cómoda posible.

Por ahora se conoce que se ha podido hacer una biopsia, para determinar qué tipo de bulto es y también para planear el plan de extracción.

Facebook / Causes for Animals – Singapore

La ubicación de aquel bulto es de alto riesgo, por lo que todo debe estar debidamente organizado pues un mínimo error podría afectarla a largo plazo. Debemos recordar que es su rostro, tan solo imaginarnos con algo de ese tamaño en el nuestro nos generará compasión.

Facebook / Causes for Animals – Singapore

Sin duda esperamos que las colaboraciones lleguen y que la sabiduría de los veterinarios puedan devolverle la vida normal que tenía y se merece.

Puede interesarte