Por Cristofer García
29 julio, 2020

Lizzie había cuidado de Chica durante más de un año. Sin embargo, ella seguía en la calle. Desde que conoció a su cachorro dejó que ambas vivan en su casa.

Los perros callejeros siempre están muy agradecidos con las personas que aparecen en sus vidas para ayudarlos. Valoran enormemente ese gesto, porque los alivia un poco de la tarea de sobrevivir. Por esto, se encariñan con las personas que se preocupan por ellos.

Esta perrita, llamada Chica, demostró sentir tanta confianza y amor por quien comenzó a cuidarla, que decidió traer a su cría, para que también le dieran un espacio y no viviera en la calle. Al ver esto, Lizzie, quien la ha alimentado a esta peluda por más de un año, decidió ahora cuidar tiempo completo a ella y su cachorra.

Nte Lizzie

«Salí a hacer unas diligencias, cuando regresé vi a la cachorra solita y me preocupé. Al rato llegó su madre y con gran emoción me la mostró», contó Lizzie en conversación con Upsocl.

«En ese instante, pues, no supe qué hacer, porque alquilo un cuarto y no sabría si me dejarían tenerlas, pero afortunadamente me dejaron, durante el tiempo que la cachorra crece y sobre todo para que no pasen frío en calle o por la lluvia», agregó.

Nte Lizzie

Desde que Lizzie se mudó a la casa donde vive actualmente, en Ciudad Quetzal, en las afueras de la capital de Guatemala, su amor por los animales abandonados la ha llevado a dar de comer y preocuparse por un grupo de perros callejeros, en especial a esta peluda, con quien ha formado un lazo de confianza.

«Actualmente les doy concentrado una vez al día, sé que no es mucho pero es algo que no encuentran en cualquier lado», dijo. «Y no es la única, hay 3 perros más a los cuales les doy de comer también, que son hijos de ella», añadió.

Nte Lizzie

Antes de conocer a su cría, la última de otras que ha tenido, la madre se había desparecido por varios días. Ella pensó que Chica estaba con sus otros cachorros, sin embargo, se preocupó de todos modos al no saber nada. Ahora se siente más segura con ellos cerca, para poder cuidarlos bien.

«Sé que son pequeños actos pero para un ser indefenso que nunca han tenido cariño, es lo más importante, sentirse amado por alguien», comentó.

Nte Lizzie

A pesar de que Lizzie quisiera quedarse con estos peludos para siempre y resguardarlos ella misma, para que no vuelvan a caer en la lamentable situación de calle, no puede quedarse con ellos por mucho tiempo, debido al lugar donde vive. No obstante, se encuentra en la dura tarea de encontrarle hogar al menos a la cachorra.

Nte Lizzie

Estará completamente feliz cuando estas peludas encuentren un hogar que las cuide y se preocupe por ellas.

Puede interesarte