Por Cristofer García
10 marzo, 2020

Roxy un día se perdió por el patio y creyeron que no la verían de nuevo. La encontraron de la manera menos esperada y están todos juntos otra vez.

Cuando la perrita de la casa despareció por tanto tiempo, creyeron que la habían perdido para siempre. Pero la encontraron con mucha casualidad y de la manera que menos esperaban, después de tanto buscarla por todos lados. Fue un alivio para el desconsuelo de la familia.

Roxy, como se llama la perrita, se encontraba perdida y sola en la calle. Por más llamados y búsquedas que hicieron, la peluda no aparecía ni tenían rastros de ella. Ya perdían las esperanzas.

Stephanie McMillan

Los pequeños de la casa tampoco podían soportar el dolor de dolor de haber perdido a su mejor amiga, a la alegría de la casa. Y menos de la manera en que sucedió cuando, un día normal como cualquier otro, simplemente desapareció del patio de la casa y también de sus vidas por varios meses.

“No sabíamos si se soltó de su línea o si alguien entró por la puerta y se la llevó. Fue horrible”, contó a The Dodo Stephanie McMillan, la madre de Roxy.

Stephanie McMillan

Luego de dos meses, cuando ya creían que no la volverían a ver, supieron de ella de la manera más repentina. No lo esperaban de esa manera, cuando McMillan revisaba una página en Facebook sobre animales perdidos, para encontrar al dueño de un minino con quien se topó en la calle. Mientras buscaba, encontró una foto de Roxy. Alguien la había encontrado.

Stephanie McMillan

Al principio no podía creerlo y su esposo tampoco, cuando se lo contó. Después de estar completamente segura que se trataba de su amada mascota, se comunicó con la persona en la red social, a quien le envió unas fotos para demostrar que ella era la dueña de Roxy. Lograron concretar el encuentro.

Stephanie McMillan

Al fin la felicidad había regresado a la casa, pero no fue tan fácil como creyeron. Después de estar todo ese tiempo perdida, Roxy estaba nerviosa al regresar. Sin embargo, bastó algunos minutos para que reconociera el olor de su madre para que enloqueciera de felicidad.

Luego corrió por toda al casa feliz encontrándose con sus hermanos perrunos. Los pequeños de la casa también recibieron la agradable sorpresa al llegar a casa después del colegio. Solo alcanzaron a llorar de alegría.

Stephanie McMillan

“No puedo expresar cuán profundo es mi amor por ella. Es una perra tan dulce y estoy más que agradecida de tenerla de vuelta en casa” dijo Sierra, la hija de McMillan, a The Dodo.

Stephanie McMillan

La perrita, así como también su familia, no podía aguantar la felicidad de regresar. Sus seres queridos no dejan de demostrarle con amor todo lo que la extrañaban.

Puede interesarte