Por Luis Aranguren
18 octubre, 2021

Aunque logró escabullirse, fue necesario amputarle una parte. La mordida fue muy dura y lastimó mucho una parte de la pierna.

En ocasiones las mascotas tienen la mala suerte de encontrarse con depredadores, a quienes no les importa hacerles daño, solo quieren algo de comer. Aunque tengan un hogar, se pueden escapar o mientras están jugando, no ven llegar el peligro hasta que es demasiado tarde.

Una víctima de esto fue Macha, una perrita que vive en el pueblo pesquero de Xcalak, en México y fue atacada por un cocodrilo.

Por Esto!

Aunque ella tiene hogar, hubo un momento de descuido y el reptil logró alcanzar su pierna. Por fortuna logró huir, pero quedó muy lastimada. Por eso un grupo de voluntarios decidieron recaudar dinero para poder salvarle la vida, la agrupación Mahahual Beach Dog Rescue hizo lo posible por esta sobreviviente.

Lamentablemente al llegar con el veterinario, este les contó que era necesario amputarle parte de la pierna para evitar infecciones.

Sin embargo, mostró una gran sorpresa al ver que una perra tan pequeña lograra salir del peligro, al final se trataba de un cocodrilo y el can no era muy grande. Tras completar la colecta, se procedió a realizarle la operación que tuvo un costo de 450 dólares.

Por Esto!

Por suerte la perrita está mejorando lentamente y sus dueños tienen mucho más cuidado, para que no se acerque al lugar en el que ocurrió el accidente.

Aunque no lo crean, Macha tiene un hogar donde la quieren mucho, pero este accidente no pudo ser evitado por sus dueños. Ellos no cuentan con los recursos e hicieron todo lo posible por la perrita, por suerte lograron recolectar el dinero para poder salvarla.

No cabe duda que es una valiente y guerrera, que enfrentó al peligro y salió de él. Aunque no pudo quedar ilesa, es una mordida de cocodrilo, algo bastante significativo.

Por Esto!

Quienes han visto documentales, saben que la mordida de un cocodrilo es letal. Es tan dura que muy pocos logran escaparse de sus mandíbulas. Sin embargo y contra todo pronóstico, esta perrita tiene una segunda oportunidad y ahora deberá tener más cuidado.

Aunque haya conservado parte de su pata, no la salvó del todo por lo que afincarla no es una opción viable y estar cerca de donde están los cocodrilos tampoco debería serlo. Suponemos que era la naturaleza en su curso, por lo que no culpamos al cocodrilo, sin embargo, nadie quería que Macha saliera lastimada.

Vivir en la costa es maravilloso, pero estas cosas pueden ocurrir.

Puede interesarte