Por Daniela Morano
17 mayo, 2019

Aunque el bus avanzaba cada vez más rápido, ella no se daría por vencida.

Los perros callejeros saben que si quieren sobrevivir, deben hacer todo lo posible por conseguir alimento y marcar su territorio para así sentirse a salvo. Algunos dependen más de los humanos que otros, y lamentablemente suelen ser ellos los que más rápido perecen. A menos que sean tan ingeniosos como esta perrita.

En la ciudad de Quezon, Filipinas, una perrita callejera fue grabada corriendo detrás de un bus, feliz y a la vez desesperada por subir al vehículo antes que se fuera. Primero logra poner sus dos patas delanteras en la escalera pero a medida que comienza a avanzar se da cuenta que está a punto de perderlo.

Mirror

Entonces corre cada vez más rápido hasta que el bus vuelve a detenerse y la pequeña recibe un llamado de atención del conductor. «La perra tenía muchas ganas de subirse. Intentó 6 veces saltar y el conductor seguía avanzando. No quería que se subiera porque podía morder a los pasajeros», dijo Jaypee Barcelinia, una de las pasajeras.

Sin embargo el conductor tenía otros planes. La llevó a su casa y la adoptó, entregándole la seguridad que tanto buscaba cuando intentó acercarse de semejante manera a un grupo de personas.

Los perros callejeros en Filipinas son un serio riesgo a la salud de las personas pues tienen rabia y otras infecciones que podrían ser letales de recibir un ataque de ellos.

Lamentablemente no existen leyes estrictas por lo que no se entregan los cuidados necesarios a estos.

Mirror

Al menos una de ellas tuvo un final feliz.

Puede interesarte