Por Antonio Rosselot
21 abril, 2021

En este video de 2018, la peluda usa su extraordinario sentido del olfato para reconocer el aroma de su dueño, a quien recibe cariñosamente todos los días después de que llega del trabajo. ¡Es el momento que más ansía en el día!

Este es el claro ejemplo de que, sean como sean, los animales siempre estarán agradecidos del cariño que les entregan los seres humanos y no tendrán ningún reparo en mostrarlo cuando corresponda.

Dicho esto, les mostraremos el bello caso de esta perrita ciega y sorda en EE.UU, que trascendió en las redes sociales en 2018. Resulta que la pequeña evidentemente no puede ver ni oír por su condición, pero de todas maneras tiene sus otros sentidos muy aguzados y es perfectamente capaz de reconocer el momento en que su dueño llega a casa después del trabajo.

YouTube / Jukin Video

La espera siempre dura horas, y la perrita se mantiene en el patio jugando con sus juguetes mientras su mamá humana la filma desde la casa. Pero cuando comienza a sentir el olor característico de su papá llegando de vuelta a su hogar, comienza a exasperarse y busca su presencia para recibir cariño y jugar con él.

La cola de la perrita se mueve incansablemente, tal como ella cuando siente la presencia de su dueño. Sus movimientos son bastante particulares, se nota que tiene un sentido de orientación muy distinto al de los otros perritos, pero ella no sabe que tiene una condición en su vista y oído: para esta perrita, el mundo siempre fue así, y nada evitó que tuviese una familia que la adora y la consiente, como se ve en el video.

YouTube / Jukin Video

Como mencionamos, el video fue publicado en 2018 por el canal Jukin Media en YouTube, y ha sido replicado a lo largo de los años siguientes. En este caso, nos basamos en la replicación que hizo la página La Gran Época en Facebook el pasado 13 de abril, acumulando cerca de 4 mil reacciones, 200 comentarios y casi 700 compartidos.

“[Los perritos ciegos] son eternamente agradecidos y te cuidan… hay que devolverles lo mismo que ellos nos dan, y más amor y protección porque pasas a ser su lazarillo”, comentó una cibernauta, mientras que otra se sinceró diciendo: “Ay por Dios, me dan ganas de llorar al ver este video, gracias mil a los humanos que cuidan y quieren a este animalito”.

Y es que así son las cosas: un impedimento visual no puede ser excusa para no entregarle amor y cariño a un animalito. Sobre todo si este te lo entrega de vuelta con entusiasmo, ¡tal como esta perrita!

Puede interesarte