Por Antonio Rosselot
24 enero, 2020

Kerechene fue engendrada artificialmente en un laboratorio de Corea del Sur y actualmente vive en el frío de la taiga siberiana, donde tuvo a 14 cachorritos en 7 meses: es una máquina de la fertilidad y, claro, una muy buena mamá también.

Los adelantos en la ciencia han permitido que muchas cosas que pensábamos imposibles se hagan realidad. Una de ellas es la clonación, un experimento que partió con la famosa oveja Dolly y que después se fue expandiendo a varias especies, como los perros.

Justamente venimos a hablarles de Kerechene, una husky siberiana blanca que fue gestada artificialmente y que, como buen regalo de Año Nuevo, el 1 de enero parió a su segunda camada seguida de 7 cachorros. Por lo mismo, podríamos decir que es una orgullosa máquina de la fertilidad.

Dmitry Ivanov

Como mencionamos, Kerechene fue engendrada en tubo de ensayo en un laboratorio de Corea del Sur: los científicos extrajeron una muestra de ADN de una de las orejas de su madre para comenzar el proceso de fertilización. Luego de unos meses, los científicos mandaron a Kerechene y a Belekh, otro perro clonado, al club de caza Bayanay de la ciudad de Yakutsk (Siberia, Rusia).

YSIA

La camada recién parida por Kerechene está compuesta por dos machos y cinco hembras, los que nacieron “en buen estado y muy fuertes”, según dicen desde el club Bayanay. Estos cachorritos se suman a los siete que ya había parido en mayo, haciendo un total de 14 cachorros en 7 meses.

Dmitry Ivanov

Kerechene quedó embarazada y parió naturalmente, después de aparearse con un Siberiano en el distrito de Namtsy, cercano a Yakutsk. De acuerdo a la información entregada por el club, los cachorros serán regalados a los cazadores del sector y uno de ellos volverá a Namtsy con su padre. Les dejamos un tierno registro de los cachorritos a continuación: 

No sabemos cuántos hijos más podrá tener Laika, pero ha demostrado que es una madre valiente y muy tenaz: aunque sea natural para las perritas, dos embarazos en 7 meses no suena muy alentador que digamos…

Puede interesarte