Por Diego Aspillaga
14 febrero, 2020

April y Joe Sullivan viven en un terreno de 16 hectáreas que está alejado de todo. Esto no impidió que una perrita los encontrara y les pidiera ayuda para sobrevivir. Ahora «Betsy» es parte de la familia.

Los Sullivans vivían en la mitad de la nada. Dueños de una granja en Estados Unidos, esta pareja disfruta de la calma y la soledad el campo, por lo que su hogar está ubicado a más de 30 minutos en auto del lugar habitado más cercano.

Pittie Nation

Tanto April como Joe son autosuficientes, sencillos y tienen mucha energía, por lo que vivir alejados de la civilización no los molesta. Es más, los relaja y les permite descansar. Su granja de 16 hectáreas los aleja del camino, del ruido y todo lo demás. 

Viviendo tan lejos de todo tiene sus desventajas eso sí, y la principal es que muy poca gente los visita debido a las grandes distancias que hay que recorrer desde la ciudad hasta la granja y desde el inicio de la granja hasta su casa.

Es por esto que mayor aún fue su sorpresa cuando encontraron una perrita herida en la puerta de su casa de la mitad de la nada.

Pittie Nation

El animal de raza pitbull estaba herida, débil y muy triste. Y si bien no sabían cómo había llegado ahí, de una cosa estaban seguros: necesitaba ayuda urgente.

“Creo que se había rendido. Aún no tenemos idea de cómo hizo para encontrarnos”, dijo April en declaraciones al portal animalista The Dodo, que compartió la emotiva historia en su página de Facebook y sus otras redes sociales.

Pittie Nation

«Betsy», como la bautizaron,  no podía moverse ni era capaz de caminar por sus propios medios. Estaba en tal mal estado que Joe tuvo que cargarla hacia su auto para llevarla a una veterinaria y mientras la tenía entre sus brazos, ella le dio lo llenó de caricias con su hocico. 

Mientras se concentraban en salvar la vida de ‘Betsy’, los esposos sabían que tenían que encontrarle un nuevo hogar ya que los perros que ya tenían no eran tan amistosos con otros canes a pesar de lo dulce que era esta pitbull, publicó El Comercio.

Pittie Nation

Pero esta no era sólo decisión de ellos. Y es que si bien se estaban encariñando con la perrita y consideraban adoptarla, no habían tomado en cuenta de que ella los había elegido específicamente a ellos para ser su nueva familia.

En la veterinaria le informaron a la pareja que ‘Betsy’ había sufrido daño en los nervios y necesitaría de muchos cuidados. Ella también tenía una infestación severa de parásitos y una fractura de cadera, probablemente producto de un atropello. “No podíamos darnos por vencidos con ‘Betsy’. Esto se hacía cada vez más costoso pero, ¿qué puede hacer uno? No dejarla morir”, dijo Joe.

Pittie Nation

April también se había enamorado de la perrita y le dijo a Joe que tenían que conservarla.

Afortunadamente, la recuperación de la pitbull fue notable y poco después, ya podía subir y bajar las escaleras por su cuenta. Incluso sus otros perros terminaron aceptándola como parte de su “manada” y uno de ellos hasta comparte su cama con ella.

Pittie Nation

Pero lo que más le gusta a ‘Betsy’ es que los Sullivans la llenen del amor y afecto que tanto parece anhelar. “Es una perrita completamente diferente. Su comportamiento denota mucha felicidad”, precisó April, enviando un sentido mensaje a todos los amantes de los animales a nunca ignorar a aquellos que acudan a uno en busca de ayuda.

Puede interesarte