Por Daniela Morano
17 junio, 2019

Sus dueños los dejaron en un refugio porque ya no podían cuidar de ellos, pero jamás se abandonarían uno al otro.

Bella, de ocho años y Snowball de 13 años, vivieron toda su vida juntos con una familia que aparentemente haría lo que fuese por ellos. Tenían camas y un techo bajo el cual refugiarse, hasta que sus dueños un día los llevaron al refugio Carson Animal Shelter en California, les quitaron sus collares y correas y se despidieron por última vez.

Según la familia, ya no tenían tiempo para cuidar de ellos. «Esta será la cosa más triste que verás hoy o quizás toda la semana, y será muy difícil sacarla de tu mente… A Snowball le falta un ojo y no ve muy bien por el que tiene. Su hermana mayor, Bella, se encarga de él», escribió uno de los voluntarios en la página oficial de Facebook del refugio.

Querían encontrarles un nuevo hogar a como de lugar, juntos. Los dos eran inseparables, por ningún motivo podrían irse a casas distintas, sabiendo que el otro andaba por ahí buscándolo.

Carson Animal Shelter

«Son probablemente los dos perros más cercanos que he conocido. Snowball es ciego y llora cuando no encuentra a Bella… ella sabe exactamente qué hacer para calmarlo. Lo empuja con su cabeza y él sonríe. No lo creería si no lo hubiese visto».

Carson Animal Shelter
Carson Animal Shelter

En la ciudad de Colorado, una familia los vio y decidió que los adoptarían, y les darían la mejor vida posible. Aunque sólo les queden unos años más vivos, lo importante es que fuesen felices hasta el final.

Carson Animal Shelter

Juntos se fueron sonrientes donde su nueva familia, y nunca nadie más los podrá alejar del amor que sienten uno por otro.

Puede interesarte