Por Constanza Suárez
10 enero, 2020

Tiggy lucía como un esqueleto cuando la encontraron. Ahora ha vuelto a ser una perrita llena de vida y amor.

Hace un mes la perrita de tres años, Tiggy, deambulaba por las calles de Cowpen en Blyth, Reino Unido, totalmente desnutrida y sin su pelaje. 

Jan Ross, gerente de Berwick Animal Rescue Kennels (BARK) en Scottish Borders, la rescató y se dedicó a alimentarla y llenarla de amor. Además recibió un tratamiento parasitario.

North News

Desde entonces, el perro casi ha duplicado su tamaño y ahora tiene la energía suficiente para salir a caminar y jugar al aire libre. “Es notable. Ella es una niña notable. Tiggy obviamente tiene mucha pelea en ella”, dijo Ross, según Daily Mail.

“Una familia encantadora, que ha rescatado perros antes, le ha ofrecido un hogar y estoy muy emocionada por ella”, agregó. El plan es que se mude con ellos a fin de mes. Al fin tendrá su final feliz. 

North News

Jan dijo que todos en BARK han quedado asombrados por su recuperación. “Tomó 12 comidas durante 24 horas y luego bajó a aproximadamente ocho. ¡Ahora toma tres comidas al día, aunque trata de llevarlas a cuatro”, celebró.

North News

Ahora Tiggy pesa 18 kilos, después de pesar tan solo 10 kilos cuando llegó. Logró volver a ser una perrita normal, divertida, brillante y fantástica.

“Mi mensaje a los propietarios que no pueden hacer frente a sus animales es que se presenten tan pronto como necesiten ayuda. No juzgamos, entendemos que las personas caen en tiempos desesperados”, dijo Jan.

North News

“Sin embargo, es importante tener en cuenta que Tiggy no fue el resultado de tiempos desesperados, sino que fue víctima de la crueldad. Se ha recuperado milagrosamente y todo lo que necesitó fue algo de comida, cuidado y amor”, sentenció.

 

 

 

 

 

Puede interesarte