Por suerte una familia se conmovió y se comprometió a adoptarla para siempre, así que pasará sus últimos años de vida rodeada de amor.

Todos los perritos rescatados si bien están mucho mejor en los refugios que en las calles, anhelan tener una familia. Es que como en esos recintos hay tantos animales en las mismas condiciones que ellos, las trabajadoras deben repartir el cariño entre todos… y a veces parece no alcanzar para todos.

Esta perrita, llamada Princess, lo tenía muy claro, pero aún así adoraba estar a salvo.

Sin embargo, cuando por fin conoció un hogar verdadero, con una familia dispuesta a ponerle atención, a hacerle cariño y a jugar con ella todas las veces que quería, supo que allí quería estar para siempre.

Pero lamentablemente fue regresada al refugio. Y no solo una vez, sino tres.

Facebook @Princess The Bulldog

Cada vez que ella pensaba que sería feliz, la regresaban.

Facebook @Princess The Bulldog

Entonces esa situación la tenía totalmente deprimida. Tanto, que se quedaba mirando la pared como si ya no tuviera esperanzas.

Facebook @Princess The Bulldog

Sus rescatistas hicieron todo lo posible para proporcionarle un hogar para siempre, pero ella continuaba yendo y viniendo entre la perrera, las adopciones fallidas y varios hogares adoptivos.

Luego, por lo triste que lucía, fue llevada a una guardería, donde a pesar de que recibía muchos abrazos, amor y un montón de golosinas de los miembros del personal, estaba muy triste. Sin embargo, sus amigos no se rendían y estaban decididos a difundir su historia para que alguien quisiera adoptar a la vieja perrita que lo único que quería era ser amada.

Facebook @Princess The Bulldog

Y después de algún tiempo, por fin pueden decir que lo lograron y que Princess es totalmente feliz. Fue adoptada por una pareja que es capaz de mantenerla feliz y satisfecha y así seguirá siendo hasta sus últimos días.

Facebook @Princess The Bulldog
Facebook @Princess The Bulldog

Más vale tarde, que nunca, dicen.

Puede interesarte