Por Alejandro Basulto
15 abril, 2019

Una mamá a toda prueba es «Ricitos de Oro», la canina que fue salvada por unos voluntarios de un refugio de Baltimore. Ya que al intentar salvarla, no quiso permitirlo hasta ver a sus dos perritos negros y uno de color café claro, a salvo.

A menudo gente inconsciente termina abandonando a sus perros. Como lo hicieron por ejemplo, los dueños de «Ricitos de Oro» y de su compañero can de color café oscuro, al dejarlos tirados en un basurero en las peores condiciones. Una crueldad que sería remediada por gente consciente y de gran corazón.

Noticias Vitalicium

Ya ahí mismo, en el basural, fue donde los encontraron los voluntarios de un refugio en Baltimore. Encontrándose ellos con una Ricitos de Oro desnutrida y con una salud deteriorada, que además no quería moverse sin hacerlo junto a sus cachorros.

Noticias Vitalicium

Ricitos de Oro es una perrita mamá a toda prueba. Ya que aún en su estado se las arreglaba para cuidar a sus cachorros y amamantarlos con lo poco que tenía. Los protege día y noche, además de bañarlos con su lengua y acurrucarlos para darles calor y mucho amor.

Noticias Vitalicium

Y todo terminó bien para esta mamá can, su compañero y sus tres cachorros. Su amigo perruno terminó siendo adoptado y ella está siendo alimentada con comida enriquecida en vitaminas para fortalecerse y seguir alimentando con leche materna a sus perritos hasta que estos crezcan y puedan ser adoptados en un hogar donde reciban todo el amor que merecen.

Noticias Vitalicium

Puede interesarte